ABLANDAR LA MANTEQUILLA:

Es el eterno problema de la mantequilla: debes conservarla en el frigorífico, pero cuando la necesitas está dura como una piedra. Para solucionarlo, corta un trozo y colócalo entre dos platos o cuencos bien calientes. Mientras preparas el desayuno se irá ablandando y podrás untarla inmediatamente en cuanto la sirvas.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

ACEITE LIMPIO:

¿Eres de las que reutiliza el aceite de freir varias veces?. Entonces debes saber que es muy importante colarlo después de freír los alimentos. De todos modos, si quieres que el aceite te dure mucho más tiempo limpio, añade dos cáscaras de huevo en el momento de freír alimentos empanados. Lo notarás en la limpieza final del aceite.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

ADEREZO DE LIMÓN:

¿Sabías que el zumo de limón es un aderezo perfecto para ensaladas, carnes y pescados?. Pues, para tu información, además de dar un aroma suave a cítrico, aumenta la digestabilidad de los alimentos, ayuda a absorber el hierro de los diferentes ingredientes y proporciona algo más de vitamina C.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

AGUA QUE REBOSA CUANDO HERVIMOS ARROZ O PASTA:

Siempre que cocemos algún tipo de pasta o arroz, el agua de cocción suele rebasar el recipiente y se sale. Para que de ahora en adelante no vuelva a suceder, echa siempre un chorrito de aceite en el agua de la cocción y baja la llama del fuego al reiniciarse el hervor: se mantendrá a raya.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

AJO QUE NO SE REPITE:

¿Te chifla la salsa alioli pero te preocupa que te repita?. Para solucionarlo, cuando lo prepares, retira el germen de color verdoso que tiene cada diente de ajo en el centro. Verás como logras que a partir de ahora el alioli te sienta muchísimo mejor.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

AJOS FRITOS:

Son riquísimos pero molestos de cocinar por las quemaduras que producen al saltar al contacto con el aceite caliente. Para que no vuelva a ocurrir, antes de introducirlos en la sartén realiza un corte en forma de cruz en la base de cada ajo.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

ALBAHACA FRESCA:

Si cocinas habitualmente con albahaca tus platos de pasta o ensaladas, la mejor manera de conservar frescas las ramitas es introducirlas en una bolsa de plástico con cierre hermético y meterla en la nevera. Recuerda siempre picarla y espolvorearla justo antes de servir para que no pierda aroma ni sabor.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

ALCACHOFAS LIMPIAS:

Si vas a preparar alcachofas enteras, lávalas como te aconsejamos para evitar que se pongan negras o que queden bichitos en su interior: déjalas en remojo con agua, vinagre y sal durante media hora antes de cocinarlas.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

ALCACHOFAS TODO EL AÑO:

Apúntate estos trucos para tenerlas siempre listas: cuando se compran alcachofas en tarro, deberíamos blanquearlas durante unos minutos en agua hirviendo para eliminar la acidez que produce su conservación. También hay que echar un chorrito de limón en el agua de las alcachofas para que no se ennegrezcan. Cuando tengas alcachofas enteras, hay que partir el rabo de la alcachofa justo antes de cocerla, ya que éste conserva el corazón de la alcachofa y se evita de esta manera la oxidación.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

ALIMENTOS AL VACÍO:

Cada vez más, en los supermercados se nos presentan todo tipo de alimentos envasados al vacío, sobre todo embutidos, quesos y otras delicias loncheadas. Para disfrutar plenamente del sabor de estos alimentos, recuerda sacar el paquete del frigorífico 10 minutos antes de consumirlo, abrirlo y dejar que el alimento se oree a temperatura ambiente.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

ALIÑO DIFERENTE:

Con un poco de imaginación, las sobras pueden ser de gran utilidad en la cocina. No tires los restos de queso, córtalos de forma uniforme y mézclalos con una salsa vinagreta. Esta original salsa te servirá para aliñar cualquier tipo de ensalada.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

ALMEJAS A LA PLANCHA:

¿Sabes cuál es la mejor forma de cocinar unas almejas a la plancha para que queden perfectas?. Echa un chorrito de aceite en la plancha, añade las almejas inmediatamente después y tápalas con una tapa o fuente de pyrex (a modo de campana) que te permita ver cuándo se van abriendo. En ese momento, retíralas de la plancha y consúmelas rápidamente para que no se sequen.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

ALUBIAS EN TARRO:

Muchas veces, cuando queremos sacar las alubias o los garbanzos del tarro de cristal en el que vienen envasadas, acaban rompiéndose. Para lograr sacarlas sin que se rompan, introduce el tarro sin la tapa en el microondas a 350 w durante 4 minutos: el líquido de conservación se licuará y podrás sacar las alubias o garbanzos sin problemas.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

ALUBIAS SIN REMOJO:

¿Has olvidado poner las alubias en remojo y temes el resultado cuando las cuezas?. Tenemos un truco muy eficaz para que estas legumbres queden como siempre: ponlas en agua y dales un hervor. Retíralas del fuego y deja que reposen en el agua hasta que se enfríen. Después, vuelve a iniciar la cocción hasta que queden en su punto. ¡No falla!.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

AMASA SIN QUE SE PEGUE:

Al amasar una masa, es normal que muchas veces ésta se te quede pegada en las manos. La solución para evitarlo consiste en colocar la masa dentro de una bolsa de plástico y amasarla como lo haces normalmente. Así tus manos no volverán a embadurnarse.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

ANCHOAS EN SU PUNTO:

Desalar las anchoas requiere un poco de tiempo para que el resultado sea bueno, pero, si quieres evitar que te queden demasiado saladas, lávalas primero muy bien con agua fría. A continuación, introdúcelas en un bol que contenga vinagre de vino blanco durante un cuarto de hora. Pasado ese tiempo, vuelve a lavarlas: ¡ya puedes utilizarlas sin problemas de exceso de sal!.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

APROVECHA EL PAN DURO:

¡No tires el pan!. Córtalo en rodajas y pon por encima unas gotas de aceite de oliva, ajo y perejil. Hornéalo unos minutos ¡y quedará buenísimo!. Además, si lo picas con el mortero, lo puedes utilizar para espesar salsas.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

APROVECHAR LOS LIMONES:

Si sólo necesitas unas gotas, en vez de cortarlo por la mitad, pínchalo con una aguja de hacer punto. Si te sobra una mitad, colócalo en un platito, con la parte de la pulpa hacia abajo, y tápalo con un vaso dado la vuelta.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

ARROZ BASMATI ENTERO:

Si has notado que cuando cueces el arroz basmati muchos de los granos acaban rotos, toma nota de nuestro truco: deja el arroz en remojo durante dos horas antes de proceder a cocerlo. De esta forma, los granos quedarán más elásticos y no se romperán durante la cocción. Además, es preferible que muevas el recipiente con frecuencia para que no se peguen al fondo del mismo.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

ARROZ EN SU PUNTO :

Para que el arroz te quede perfecto, sigue estas tres reglas: hiérvelo exactamente con el doble de agua o caldo que de arroz; nunca lo cuezas tapado y, por último, durante la cocción no lo remuevas jamás. A partir de ahora ya no tendrás problemas para cocinar el arroz más exquisito.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

ARROZ EN SU PUNTO 2:

¿Sabes cuál es la mejor forma de cocer el arroz para que quede perfecto?. Prepáralo en un recipiente grande y échalo en el agua ya hirviendo. De esta forma evitarás que se pegue y que tarde demasiado en cocerse.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

ARROZ QUEMADO:

Cuando el arroz se te haya pegado o quemado en la base de la paellera o cazuela, introduce un trocito de pan o de cebolla: absorberán el mal olor a quemado que desprende y podrás reutilizar el resto. Fácil, ¿no?.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

ARROZ SUELTO:

Preparar un arroz es fácil, pero conseguir que quede suelto no lo es tanto. A partir de ahora, echa el arroz en el agua cuando esté hirviendo y añade a continuación un chorrito de aceite. Una vez cocinado, déjalo escurrir sobre un colador y refréscalo con abundante agua fría. Déjalo escurrir de nuevo y estará listo para comer sin que te queden los granos pegados. Te lo aseguramos.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

ASADO SABROSO :

Cuando quieras que tu asado preferido, ya sea de carne o pescado, quede mucho más sabroso, antes de introducirlo en el horno, practica unos cortes profundos con un cuchillo bien afilado en las carnes. De esta forma, podrás regar el asado con el jugo que hayas preparado o el que él mismo vaya soltando y penetrarán bien en el interior.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

ASADO SABROSO 2:

Una idea excelente para que cuando cocines la carne al horno quede más sabrosa consiste en introducir, junto a la fuente con la carne, un cuenco que esté lleno de agua. El vapor que desprenderá ayudará a que la carne quede mucho más jugosa y tierna.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

ASAR CORDERO:

¿No sabe cómo calcular la cantidad y el tiempo necesarios para preparar un cordero al horno?. Es muy sencillo: por cada kilogramo de carne de cordero necesitarás 15-20 minutos de horneado a temperatura fuerte. Recuerda que las carnes deben introducirse siempre en el horno precalentado y apagarlo cinco minutos antes de finalizar su cocción al punto.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

AZÚCAR APELMAZADO:

Si ya estás cansada de abrir el azucarero y encontrarte el azúcar lleno de grumos, introduce dentro del azucarero o en el tarro en el que lo guardas un trocito de cáscara de naranja. Además, lo perfumará agradablemente.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

BACALAO MÁS SUAVE:

Quedará estupendo si un día antes de cocinar el bacalao salado lo dejas en remojo en agua y tres horas antes de prepararlo lo pones en un recipiente lleno de leche. Eliminarás completamente la sal y quedará mucho más esponjoso y, por supuesto, más tierno y sabroso.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

BARBACOA AROMÁTICA:

Cuando es época de empezar a disfrutar de barbacoas al aire libre, para darle un sabor especial a tus carnes, quema sobre las brasas hojas de romero, laurel o enebro mientras se cuece la carne: ¡verás qué aroma tan especial desprende!.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

BECHAMEL CON GRUMOS:

¿La bechamel que acabas de preparar presenta demasiados grumos y su aspecto no es muy apetitoso?. Soluciónalo introduciendo la salsa en el vaso de la batidora y tritura a baja velocidad durante unos minutos. Cuando finalices, espolvorea encima un poquitito de nuez moscada y ¡verás que rica!.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

BECHAMEL SABROSA:

Un truco excelente para que la bechamel quede más sabrosa es añadir, unos minutos antes de retirarla del fuego, queso rallado tipo Parmesano. Deja que el queso se amalgame bien con la salsa: resultará deliciosa.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

BERENJENA EN ENSALADA:

¿Quieres incorporar berenjena a tus ensaladas?. Sólo necesitas cortar una en rodajas finas y colocarlas en una fuente refractaria espolvoreadas con sal y orégano (sin añadir aceite). Cuécelas en el horno durante 5 minutos e incorpóralas a tu ensalada. ¡Les darás un nuevo aspecto y sabor a tu plato verde del día!.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

BERENJENAS CRUJIENTES:

Para que las berenjenas queden crujientes al freírlas, seca muy bien las rodajas después de cortarlas y enharínalas antes de freírlas: sobre la superficie se formará una ligera costra crujiente. Échalas sobre aceite muy caliente y, después, déjalas reposar sobre papel absorbente de cocina para que empapen todo el exceso de aceite.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

BERENJENAS QUE NO AMARGAN:

A unos les gusta, a otros no. Las berenjenas suelen tener a veces un sabor ligeramente amargo de fondo, y muchas personas no las comen porque esto les disgusta. Sin embargo, ese ligero amargor tiene remedio. Para quitarlo, primero corta las berenjenas en rodajas gruesas, espolvoréalas con sal gorda y vierte sobre ellas un poco de leche. Luego déjalas reposar unas dos horas y, por último, escúrrelas y las secas con un papel de cocina. Además de acabar con la amargura, te quedarán mucho más sabrosas y esponjosas.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

BIZCOCHO SECO:

Si el bizcocho de tu tarta se ha quedado reseco, realiza un agujero en el centro y échale un poco de licor dulce (si no hay niños) o de un almíbar muy ligero. Espolvorea la superficie con azúcar glas y tendrás un nuevo postre a punto además de delicioso y aromático.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

BOLLOS RECIÉN HORNEADOS:

Si has comprado unas pastitas para el desayuno del día siguiente pero temes que no queden suficientemente crujientes, envuélvelas en papel de seda ligeramente humedecido con una botella de espray e introdúcelas en el horno a temperatura suave justo en el momento en que vayas a comerlas. Cuando notes que el papel se ha secado, tus pastitas estarán listas para ser saboreadas.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

BOQUERONES FRITOS:

La mejor manera de freír boquerones es utilizar el aceite a 190ºC de temperatura e introducirlos solos o rebozados con harina. En un minuto o dos estarán listos, crujientes e irresistibles al paladar.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

BUÑUELOS MÁS LIGEROS:

Para que la pasta de los buñuelos te quede más ligera y no tan pesada, añádele un poco de cerveza a la mezcla. Medio vaso de agua será suficiente cuando los hagas para cuatro personas. También puedes suavizarla incorporando en el último momento unas cucharadas de clara de huevo montadas a punto de nieve.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

CALABACÍN ENRIQUECIDO:

¿Quieres darle un toque especial a esa crema de calabacín que siempre sale igual?. Antes de servirla, añade unos trocitos pequeños de beicon tostado o unos daditos de jamón serrano y una cucharadita de queso mascarpone. ¡El sabor resulta inigualable!.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

CALABACINES PEQUEÑOS:

Si vas a preparar un sofrito o una guarnición con calabacines, elígelos preferentemente pequeños porque tienen muy pocas pepitas (a diferencia de los grandes) y, además, su pulpa es muchísimo más tierna. Te quedará delicioso y los calabacines darán al plato lo mejor de sí.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

CALABAZA DE VERANO:

Durante la época estival también puedes encontrar calabazas en el mercado. Las de verano o boneteras, tienen forma de boina y presentan bultos en la parte superior. Su piel es clara y las semillas tiernas, y deben consumirse rápidamente (al contrario que las de invierno) porque se estropean fácilmente. Estas calabazas poseen una carne más dulce y tierna, sobre todo las de menor tamaño, y por ello necesitan una cocción rápida. Una crema de calabaza fría en verano es una opción nutritiva y refrescante.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

CALAMARES TIERNOS :

Si quieres darles un extra de ternura a los calamares que has comprado y que vas a cocinar, introdúcelos en un remojo de leche durante un par de horas antes de cocinarlos y, en el momento de hacerlo, escúrrelos muy bien y sécalos perfectamente sin aclararlos en agua. Fríelos y ¡verás qué ricos resultan!.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

CALAMARES TIERNOS:

Cocinar calamares a la plancha tiene su truco para que queden tiernos a la vez que crujientes: al colocarlos sobre la plancha deben estar bien secos y debemos darles la vuelta en la plancha una sola vez, echando en ese momento un poquito de aceite para que no se peguen. Eso si, para que queden ricos deben estar bien cocidos.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

CALENTAR EL CAFÉ:

El café sobrante recalentado pierde todo su aroma y puede llegar, incluso, a resultar indigesto si llega a hervir. Conseguirás que esto no pase, si antes de calentarlo de nuevo le añades una cucharada de agua fría. Y procura no pasarte calentándolo demasiado e, indudablemente ¡nunca lo dejes hervir!.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

CALLOS SIN OLOR:

Si a tu família le gustan mucho los callos pero odias el olor que desprenden cuando se cuecen, límpialos bien primero en agua y el zumo de un limón y, a continuación, cuécelos como acostumbres. Con este truco su olor no será tan fuerte y no te importará cocinarlos otras veces.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

CANELONES QUE NO SE PEGAN:

Seguro que más de una vez te has encontrado con que los canelones tan buenos que haces llegan al plato destrozados porque se pegan entre sí o a la bandeja. Para evitarlo, hierve la pasta del canelón al dente, escurre e introdúcela en un recipiente con agua fría hasta el momento de utilizarla y engrasa bien la bandeja. Verás cómo no se vuelven a pegar.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

CARAMELO SIN APELMAZAR:

¿Sabías que para que el caramelo no se apelmace basta con añadirle una cucharadita de vinagre?. Haz la prueba, te aseguramos que luego el caramelo no sabrá a vinagre.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

CARNE FUERTE:

Si tu guiso de carne resulta muy fuerte y pesado, añade una cucharadita de canela y remuévelo. La canela ayudará a suavizar el sabor, y además, lo hará menos indigesto. Seguro que la próxima vez lo utilizas sin necesidad de que la carne esté fuerte porque te encantará el sabor.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

CARNE SIEMPRE TIERNA:

Para que la carne esté más tierna y blanda te damos unos trucos: si en un descuido la carne que tenías en el horno se te ha endurecido, no dudes en añadir unos cuantos tomates a la fuente, los ácidos del tomate te ayudarán a que se vuelva tierna. Si crees que la carne que vas a cocinar te va a salir dura, haz primero una mezcla de aceite y vinagre a partes iguales, embadurnas la carne con ella y la dejas reposar durante dos horas, tranquila, no te sabrá a vinagre. También puedes dejar al alimento marinar en una mezcla de leche y yogur.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

CEBOLLAS MUY PICANTES:

¿Has comprado cebollas demasiado picantes y no las puedes incorporar a las ensaladas?. Prueba con este truco: antes de preparar la ensalada, corta la cebolla en rodajas y distribúyelas en una bandeja; espolvorea un poco de azúcar por encima y deja que repose un cuarto de hora. Antes de introducirlas en la ensalada, lava las rodajas y sécalas bien. ¡Verás cómo se la comen sin dificultad!.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

CHAMPIÑONES JUGOSOS:

Enero es aún un buen mes para comprar champiñones, aunque los podemos comprar casi todo el año. Si quieres que adquieran más consistencia y resulten más jugosos, escáldalos unos segundos en agua hirviendo y, después, fríelos.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

CHOCOLATE BUENÍSIMO:

La humedad forma una pátina blanca en el chocolate. Para que esto no ocurra, especialmente en verano, y puedas mantenerlo en buenas condiciones, envuélvelo primero en papel de seda y, después, en papel de aluminio. Por último, guárdalo dentro de una caja de lata: cuando lo vayas a comer estará perfecto y delicioso.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

CHULETAS TIERNAS:

¿Las chuletas de cerdo te quedan algo resecas cuando las cocinas?. Lo solucionarás con facilidad si espolvoreas sobre ellas la sal una o dos horas antes de proceder a freírlas. Ya sólo tienes que dorarlas en la sartén, a fuego suave y tapadas, durante unos minutos dándoles la vuelta dos veces. ¡Querrán repetir sin duda!.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

CLARAS MONTADAS:

¿Sabías que para preparar claras de huevo a punto de nieve deben batirse siempre del mismo lado?. Pues es cierto y un truco comprobado: no cambies los movimientos al batirlas ya que se cortarán y no subirán lo suficiente.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

COCER CENTOLLO:

Cocer este delicioso y exquisito marisco es fácil pero hay un detalle que no muchas personas conocen: antes de proceder a cocinarlo hay que cepillar bien su caparazón con un cepillito y agua. Y, después, cocerlo vivo en agua con sal y un ramillete de hierbas aromáticas durante 15-18 minutos, según sea su tamaño.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

COCER ESPÁRRAGOS:

Los espárragos se encuantran ya en el mercado durante todo el año. Si los que has comprado son gruesos y quieres que queden tiernos aunque crujientes tran la cocción, raspa los tallos con un pelador y enfríalos en agua helada antes de cocerlos (atados en manojo y de pie en la olla) durante 10 minutos. ¡Quedarán deliciosos!.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

COCER GARBANZOS:

¿Sabes que la mejor forma de poner a cocer los garbanzos es echarlos en agua templada después de 10 ó 12 horas de remojo?. Pues justamente al contrario de lo que ocurre con el resto de las legumbres, si queremos que los garbanzos queden tiernos al final de la cocción deben cocerse en agua templada (ni fría, ni caliente).

VOLVER A ÍNDICE COCINA

COCER GUISANTES:

El guisante es uno de los alimentos más nutritivos que existen. Los guisantes son energía pura, gracias a su alto contenido en proteína vegetal, hidratos de carbono y grasa, aunque, en éste último caso, su contenido no es excesivo. Tienes muchas formas de cocinarlos pero recuerda que hay que cocerlos recién pelados y con muy poca agua, al contrario que las judias verdes. Antes de cocerlos, se sazonan, se les echa una cucharadita de azúcar molida y 2 cucharadas soperas de mantequilla fundida, se mezcla y se meten media hora al frigorífico. Esta mezcla hace que se ablande la piel de los guisantes y estén más sabrosos.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

COCER LA PASTA:

¿Sabes calcular la proporción exacta de pasta a hervir?. Pues es muy sencillo: echa en una buena cacerola alta 1 litro de agua, 10 gramos de sal y 100 gramos de pasta. Recuerda siempre estas cantidades a la hora de preparar tus platos de pasta para que la cocción sea impecable.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

COCER PASTA:

Para cocer correctamente la pasta, debes poner primero el agua en una olla a hervir a fuego rápido y echar un puñadito de sal cuando llegue al punto de ebullición. Una vez que añadas la pasta, remueve cada dos o tres minutos con una cuchara de madera para que no se pegue ni se salga la espuma que se va formando y baja la llama al mínimo mientras dure la cocción.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

COCER PERCEBES:

¿No eres experta en cocinar marisco?. Pues si te decides a comprar y saborear unos deliciosos percebes, debes saber que hay que cocerlos durante 10 - 15 minutos (según su tamaño) en agua con sal, justo antes de proceder a comerlos. ¡Te encantarán!.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

COCO FRESCO:

El coco es un excelente alimento que, frío, anima las mesas de los fines de semana al sol. Pártelo, introdúcelo en el congelador y dáselo, en las horas más calurosas, a tus hijos dejándolo a temperatura ambiente durante 3 ó 4 minutos. Además de refrescarles, les alimenta.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

COL SIN MOLESTIAS:

Si la col y sus derivados te producen gases o molestias digestivas, utiliza nuestro truco para cocerla y conseguirás reducir muchísimo esos efectos: cuece la col en agua durante cinco minutos, tira ese agua y vuelve a cocerla durante cinco minutos más. Estará en su punto y te ayudará a evitar las digestiones pesadas y flatulentas.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

COLIFLOR SIN OLORES:

¿Sabes cuál es el truco de los grandes cocineros para que la col no huela al hervirla, no se expanda el olor por toda la casa y además salga bien blanca?. Sencillamente, la cuecen destapada en un lugar bien ventilada.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

COMIDA SALADA:

¿A quién no le ha pasado?. Estás cocinando, pruebas la receta y te das cuenta de que te ha quedado salada. Echa una patata al caldo del guiso y ¡solucionado!. Si la receta no lleva caldo, basta con añadir agua hasta que se consuma. La patata absorberá toda la sal sobrante.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

CONGELA CEBOLLAS:

Para congelar las cebollas es necesario pelarlas, picarlas o cortarlas en aros, escaldarlas un minuto en agua hirviendo, escurrirlas y enfriarlas en agua y hielo. Envásalas en pequeñas cantidades para cuando necesites utilizarlas. Se conservarán unos 3 meses.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

CONGELAR AGUACATE:

¿Tienes un aguacate que temes que se eche a perder porque no vas a usarlo y ya está maduro?. Congélalo de la forma que te indicamos: retira la pulpa del aguacate y colócala en un bol; vierte encima el zumo de medio limón y remueve bien. Enseguida, envuelve la pulpa en film transparente e introduce en el congelador. Podrás utilizarla cuando quieras sin problemas sólo dejando que se descongele en el frigorífico.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

CONGELAR PAN:

Si has comprado pan de sobra para congelar una parte y poder disponer de él cuando lo necesites, la mejor forma de hacerlo es cortar varias raciones e introducirlas en diferentes bolsas de congelación (así podrás utilizar las que realmente precises en el momento). Introdúcelas en el congelador y, cuando vayas a descongelarlo, el pan quedará mucho mejor si lo haces a temperatura ambiente. Descongelarlo en el microondas puede conllevar que quede duro o blando, pero difícilmente en su punto.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

CONSERVA EL QUESO FRESCO:

Los quesos frescos, tipo Burgos o Villalón, aguantan poco y deben consumirse lo antes posible. La mejor forma de conservarlos es envolviéndolos en papel de aluminio y encerrándolos en una bolsa de plástico que dejarás en el frigorífico. Para apreciar su sabor, sácalos una hora antes de consumirlos.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

CONSERVA LOS CHAMPIÑONES:

Si al comprar champiñones te los dan en una bolsa de plástico o en una bandeja de porespán, antes de introducirlos en la nevera, sustituye estos envoltorios por una bolsa de papel o recubre el fondo de un plato con papel de cocina y deposita los champiñones encima: se conservarán mucho mejor y mantendrán su color blanco durante más tiempo.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

CONSERVAR CASTAÑAS:

El frío es su época y conservarlas no es fácil porque sufren el ataque de moho e insectos. Si las has comprado en el mercado, puedes prolongar su conservación introduciéndolas con su piel, en un recipiente hermético, en el cajón de las verduras del frigorífico. Si quieres conservarlas en la despensa, elige un lugar seco, fresco y donde no puedan llegar los insectos. Evita las bolsas de plástico porque se forma moho.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

CONSERVAR CEBOLLAS TIERNAS:

Para que las cebollas y los ajos tiernos se mantengan bien durante un tiempo, debes comprarlos firmes y crujientes al tacto, deben oler bien y no tener ni rastro de moho. Cuando llegues a casa, introdúcelos en el cajón de las verduras del frigorífico, sin bolsas de plástico y consúmelos en pocos días.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

CONSERVAR ESPÁRRAGOS:

Si has comprado unos espárragos trigueros frescos y no vas a utilizarlos en un par de días, el mejor truco para conservarlos consiste en introducirlos en una bolsa negra de plástico y cerrarla: de esta forma quedan protegidos de sus dos grandes enemigos: la luz y el aire. Cuando los vayas a cocinar seguirán tan frescos como cuando los compraste.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

CONSERVAR LA PIÑA:

Aunque esta excelente y deliciosa fruta ya podemos consumirla todo el año, acaba siendo la reina del verano. Pero la piña es sumamente frágil con los cambios de temperatura. Por eso, consérvala entera en un lugar fresco y seco y evita, en la medida de lo posible, introducirla en el frigorífico porque acaba deteriorando su pulpa. Una vez cortada, consúmela el mismo día.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

CONSERVAR LAS ACEITUNAS:

Cuando se abre una lata de aceitunas y no se consumen todas, es necesario introducirlas en un tarro de vidrio con el líquido de origen que las cubra. Si no quedan completamente cubiertas, hay que añadirles un poco de agua salada. Se conservarán de maravilla.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

CONSERVAR LAS PERAS:

La mejor manera de conservar las peras que acabas de comprar es dejarlas a temperatura ambiente durante uno o dos días, si están aún muy verdes, y guardarlas en un lugar fresco, seco y protegido de la luz. Si lo prefieres, la zona más fresca del frigorífico será también el lugar ideal para ellas. Así conservarán todas sus propiedades vitamínicas intactas, además de su aroma y sabor.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

CONSERVAR LOS AGUACATES:

Cuando prepares aguacates en ensalada y no vayas a utilizar toda la pieza, conserva siempre el hueso de la fruta ya que, si te sobra pulpa, tardará más tiempo en oxidarse si vuelves a introducir el hueso junto a ella. Además, antes de envolverlo en papel de aluminio, rocía la pulpa con un chorrito de limón o pon una capa fina de aceite de oliva por encima.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

CONSERVAR PAN DEL DÍA:

El mejor modo de conservar pan para consumir el mismo día de la compra consiste en mantenerlo a temperatura ambiente, en un lugar fresco y seco, dentro de una panera cerrada o de una bolsa de tela. Dejarlo dentro de una bolsa de plástico hará que el pan se reblandezca sin remedio.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

CORDERO AROMÁTICO:

Si en casa no les gusta el olor que desprende el cordero, prueba a camuflarlo de esta manera: mezcla un par de dientes de ajo rallados, un par de cucharadas de mostaza a la antigua y unas ramitas de perejil picado con un poco de aceite. Unta el cordero con este compuesto y cuécelo en el horno: su sabor será delicioso, su aroma os encantará y, además, quedará dorado y apetitoso a la vista. ¡Pruébalo!.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

CORDERO EN SU PUNTO:

Cuando prepares chuletas de cordero a la plancha, no añadas la sal hasta el último momento para evitar que la sal haga sudar la carne y quede más seca y menos sabrosa. El punto de cocción son siete minutos por cada lado.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

CRÊPES SIN GRUMOS:

Cuando vayas a preparar crêpes, bate primero los huevos en un plato y añade un tercio de la leche que vayas a utilizar para hacer la pasta. Después incorpora esta mezcla a la harina removiendo con cuidado. Evitarás que la pasta forme grumos y quedará homogénea. Conseguirás unas crêpes suaves y deliciosas.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

CUBITOS DE HIELO MÁS LIGEROS:

Para que cuando los saques del congelador no se derritan tan rápidamente como suelen hacerlo, basta con poner los cubitos de hielo en el recipiente donde vayas a servirlos, pero recubiertos por completo de agua con gas. ¡Eso los mantendrá helados más tiempo!.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

DECORA LOS REFRESCOS:

Para dar un toque especial y muy veraniego a la naranjada, limonada, cola o cualquier otro tipo de refresco, congela rodajas de limón, naranja, pomelo u otro cítrico, quitando un pequeño triangulito que, cuando vayas a servirlo, te servirá para que se aguante sobre el vaso. Además de quedar decorativo, le dará frescor a la presentación.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

DELICIOSAS ALCACHOFAS:

Saborear lo mejor de las alcachofas es más fácil de lo que creemos. Elimina las hojas duras exteriores y quédate sólo con el corazón; córtalo en finas láminas e introdúcelas en agua con limón para que no se ennegrezcan. Unta o engrasa una plancha y deja que se caliente. Mientras, escurre bien las alcachofas, sécalas con papel de cocina y distribúyelas sobre la plancha bien caliente para que se cuezan a nuestro gusto. ¡Repetirán!.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

DELICIOSO CALDO:

Siempre insistiremos en que para obtener un buen caldo es imprescindible eliminar las impurezas que se forman durante la cocción y que flotan con ayuda de una espumadera o cuchara: así no quedarán sabores extraños que resulten poco sabrosos al paladar. Recuerda también, que, si se trata de un caldo de pescado, no debe hervir durante más de 30 minutos porque perdería sabor, aroma y propiedades.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

DELICIOSOS ESPÁRRAGOS:

La mejor forma de cocinar y degustar el sabor de los espárragos verdes o trigueros es lavarlos, pelarlos desde la punta a la base si es necesario y cocerlos de 5 a 10 minutos en agua con sal, azúcar y unas gotas de zumo de limón, poniéndolos de pie en una cacerola alta para evitar que las yemas queden cubiertas por el agua. Una vez al dente, deja que se enfríen en la misma agua de cocción.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

DELICIOSOS PATÉS:

Si tienes que improvisar una cena y dispones de unos apetitosos patés en la nevera, cuida su presentación para que su aspecto sea el de un gran plato: dispón cada uno encima de una hoja de col, otra de lechuga o un nido de escarola, etc. y sírvelos con grisines, tostadas y diferentes tipos de pan. Acompaña con un buen vino tinto y ¡listo!. Les encantará y quedarás de maravilla.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

DELICIOSOS QUESOS:

Se han convertido en uno de los platos estrella y recurrimos a ellos con mucha frecuencia como plato único. Para cortar los quesos cremosos que se deshacen y no hay manera de que queden presentables, entre corte y corte, moja la hoja del cuchillo en agua. Si estás con amigos pon en la mesa un recipiente con agua y el cuchillo dentro. Encontrarán tu idea muy original.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

DELICIOSOS TOMATES:

No engordan y son ricos en vitamina A, potasio y calcio, así que mejor ingerirlos con mucha frecuencia. Pero, ¿cómo conservarlos?. Es preferible comprarlos de temporada, un poco verdes y dejarlos a temperatura ambiente y lejos del sol para que maduren (no en la nevera porque se desvirtuará su sabor). Una vez en el punto justo de maduración, consúmelos o introdúcelos en el frigorífico.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

DESCONGELAR PESCADO:

¿Descongelas el pescado correctamente?. La mejor forma de hacerlo es eliminando el envoltorio del mismo y extendiéndolo en un recipiente hermético dispuesto sobre una rejilla que permita que el agua que vaya soltando drene y no quede en contacto con el pescado. Procura conservarlo tapado para que el olor no contamine a otros alimentos, y cocínalo lo antes posible.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

ELEGIR EL ROSBIF:

Si no acabas de acertar cuando cocinas rosbif en casa, es posible que sea porque no escoges adecuadamente el corte de carne con el que prepararlo. Así que toma nota de nuestros consejos: elige un lomo medio de buey o un lomo alto de ternera y pide a tu carnicero que no le retire toda la grasa porque entonces quedará excesivamente seco: siempre es preferible que la elimines tú después de cocinado o los comensales ya en los platos. Así no fallarás.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

ELEGIR UN BOGAVANTE:

¿Sabías que el mejor bogavante es el hembra porque es mucho más carnosa que su compañero macho?. Para sacarle todo el partido al cocinarlo es indispensable cocerlo vivo, con las pinzas atadas para evitar accidentes, durante 15 ó 20 minutos en agua con sal y laurel. Luego deja que se enfríe y ¡a saborearlo!.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

ELIGE LA CARNE:

¿Nunca aciertas con el corte de carne adecuado?. Te damos unas pistas para que no te vuelva a ocurrir: si quieres empanarla, elige la tapa o parte baja de la babilla; para cocinar en salsa, los anteriores, la contra, el redondo y la tapa; para asar el lomo bajo y el rabillo de la cadera; para estofar la aguja, espaldilla y carrilleras y para filetes gruesos y poco hechos los solomillos, el entrecot o lomo y el centro de la cadera. ¡No te fallará!.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

ELIGE LAS MEJORES CEBOLLAS:

Cuando vayas a comprar cebollas, procura seleccionarlas tu misma para no encontrarte con sorpresas: las cebollas deben estar duras, tener la piel firme y tener el cuello corto. Rechaza aquellas que estén húmedas, presenten manchas o tengan el cuello blando porque estarán pasadas o aún en período de formación. Si las compras en bolsa, inspecciona bien el interior para que todas estén en buenas condiciones.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

ENDIBIAS QUE NO AMARGAN:

Si quieres que esas endibias que vas a servir en ensalada disminuyan su amargor que no acaba de gustar a todos los miembros de tu família, lávalas bien con agua fría, pásalas por una parrilla durante unos minutos y añade unas gotitas de limón mientras se cuecen. Quedarán riquísimas y no amargarán nada.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

ENSALADAS CON SABOR:

¿Te gustaría cambiar un poco el sabor de tus ensaladas?. Solamente tienes que variar los ingredientes que utilizas en ellas y aderezarlas unas veces con cebollino bien cortadito y otras con perejil o albahaca. Todo lo puedes encontrar en tu mercado y les darás un sabor muy especial y agradable.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

ESPÁRRAGOS BLANCOS FRESCOS:

Para que los espárragos blancos se conserven en buen estado hasta su utilización, guárdalos en el cajón de las verduras del frigorífico envueltos en un paño húmedo que cambiarás directamente hasta el momento de su cocción.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

ESPÁRRAGOS MÁS BLANCOS:

Si quieres que los espárragos que vas a servir queden con un bonito color blanco, añade al agua de cocción el zumo de medio limón recién exprimido. ¡Te quedarán mucho más blancos!.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

ESPECIAL MARISCO:

¿Has pensado celebrar algunas de las comidas de las fiestas con un delicioso marisco vivo?. Para cocerlo y que dé lo mejor de su sabor, introdúcelo en un recipiente grande con 30 gr de sal marina por litro de agua y cuece la pieza entre 5 y 14 minutos, según el peso de la pieza.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

EVITA EL OLOR A SARDINAS:

La sardina es un pescado muy saludable pero solemos disfrutarlo poco en casa porque desprende un intenso olor cuando se cocina. Para evitarlo pon las sardinas en una bandeja con leche las dos horas previas a su cocinado.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

EVITAR EL OLOR A ACEITE A LA HORA DE FREIR:

El truco está en poner una ramita de perejil cuando el aceite comience a calentarse. ¡Verás cómo no se forma ese olor que tanto molesta!.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

FLAN DELICIOSO:

Cuando pongas caramelo en el fondo del molde de tu flan, añade una cucharadita de zumo de limón. Luego, carameliza al baño María en lugar de hacerlo directamente sobre la llama. Verás cómo quedan mucho más ricos y con un aspecto perfecto.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

FREÍR HUEVOS:

A veces da rabia freír huevos porque el aceite salta y acabamos quemándonos. Si quieres que eso no vuelva a suceder, pon el aceite a calentar, espolvorea harina por encima y verás cómo, al echar el huevo, el aceite salta mucho menos.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

FREíR MORCILLA:

Si quieres freír unas rodajitas de morcilla de arroz o cebolla para decorar un plato, pasa las rodajas por un velo de harina porque no es fácil freírlas y se deshacen con facilidad.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

FRESAS INTACTAS:

Para mantener las fresas intactas, sácalas enseguida de su envoltorio de plástico. Extiende un trapo fino en un frutero, reparte bien las fresas por encima y acaba tapándolas nuevamente con el trapo. Ahora, sin humedad, te durarán y durarán.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

FRESONES CON MÁS SABOR:

En plena primavera, los fresones están en su mejor momento, seduciendo al comprador. Si quieres darles un toque especial cuando los prepares al natural, puedes acentuar su sabor rociándolos con unas gotas de zumo de limón, o, mejor aún, con unas gotas de vinagre de Módena. ¡Resultarán exquisitos!.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

GALLETAS CRUJIENTES:

Una vez que se ha abierto un paquete de galletas resulta difícil que sigan crujientes. Para conseguirlo, guárdalas en la caja que utilizas habitualmente, pero añade en el fondo un lecho de palomitas de maíz.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

GARBANZOS COCIDOS:

Si vas a preparar un buen plato de garbanzos y quieres que queden en su punto, pónlos a cocer en agua templada y no te olvides de sazonarlos siempre al final de la cocción.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

GARBANZOS TIERNOS:

¿Quieres que los garbanzos que vas a cocer queden tiernos?. El secreto está en dejarlos en remojo la noche anterior y procurar que el caldo de cocción nunca deje de hervir. Si necesitas añadir más caldo o agua, tienes que hervirla y agregarla entonces cazo a cazo, de forma que los garbanzos nunca rompan su hervor.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

GUARDAR SETAS:

De plena temporada, las setas que se han recogido en el bosque se pueden secar en el horno o bien pasándolas por un hilo y colgándolas en un lugar ventilado. Otra excelente forma de conservación consiste en cortarlas en láminas finas (de unos 3 mm de grosor) y colocarlas sobre una hoja de papel encima del radiador.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

GUISO SALADO:

Si el guiso que has preparado está demasiado salado, echa un buen chorro de gaseosa en el guiso y deja que repose durante un cuarto de hora, removiendo de vez en cuando. Si tu guiso se ha enfriado, antes de servirlo, caliéntalo un poco antes de llevarlo a la mesa.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

HACER QUE SE VAYA EL OLOR A ACEITE FRITO:

Pon a cocer un limón troceado con un buen chorro de vinagre hasta que llegue a la ebullición. Luego lo dejas un ratito, 5 ó 10 minutos y verás como descarga el ambiente.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

HOJAS DE COL:

Si quieres envolver algún alimento en hojas de col para que su presentación sea diferente, al tiempo que añades un plus de verdura al plato, escáldalas bien limpias en agua hirviendo durante 30 segundos (si son muy duras, durante 1 minuto), retíralas y sumérgelas en un recipiente con agua helada. Introduce el alimento y enrolla las hojas formando unos paquetitos.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

HUEVOS DE COLORES:

Los huevos duros de colores les encantarán a tus hijos. Si los quieres verdes, hiérvelos en agua en la que habrás cocido previamente espinacas. En agua de remolacha quedarán de color rosas y amarillos si los cueces en agua con pimentón.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

HUEVOS ENTEROS 2:

El huevo es un alimento muy completo nutricionalmente hablando y, por eso, incluirlo en la dieta es un gran acierto. Pero sí, además, te gusta que su presentación sea bonita, para que los huevos duros no se rompan, debes saber que se agrietan más si están fríos, así que sácalos un poco antes de la nevera.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

HUEVOS ENTEROS:

Seguro que lo has probado de mil maneras y, al final, los huevos cocidos acaban rompiéndose al cocerlos. Para que la cáscara de los huevos no se rompa al cocerlos, pincha la base de los mismos con ayuda de un alfiler y cuécelos con agua y sal durante 10 minutos.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

HUEVOS ESCALFADOS QUE NO SE ROMPEN:

Para que los huevos escalfados no se deshagan a la hora de echarlos en el agua, un consejo muy práctico: cuando el agua comience a cocer, echa un chorrito de vinagre. Así lograrás que el huevo quede entero y no deshecho.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

HUEVOS FRESCOS :

La mejor manera de conservar frescos los huevos es mantenerlos a temperatura ambiente y no en la nevera (salvo en épocas de mucho calor), ya que la humedad agrieta la cáscara y permite la penetración de bacterias. En cualquier caso, conviene almacenarlos con la punta hacia abajo para que la yema descanse sobre la clara y, sobre todo, tener muy en cuenta su fecha de caducidad.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

JUDÍAS SIN HILOS:

Para eliminar mejor los hilos de las judías verdes no intentes retirarlos de la verdura fresca y procede como te indicamos: escáldalas durante 5 minutos en una cacerola con muy poca agua y una pizquita de sal. Escúrrelas y déjalas enfriar. Corta después las puntas y verás cómo los hilos se desprenden al mismo tiempo muy fácilmente y sin romperse.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

KIWIS REFRESCANTES:

Al acabar el verano conviene que tus hijos y tú misma toméis raciones extras de vitamina C para conseguir una buena dosis de energía. Si quieres darles una presentación nueva, prepáraselos cortándolos en rodajas una vez pelados, o si lo prefieres, en trocitos y los cubres con yogur de limón. Después sólo tienes que rallar un poco de piel de limón y espolvorearla por encima.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

LAVAR LAS NAVAJAS:

Las deliciosas navajas que tanto acompañan los aperitivos en verano suelen necesitar un buen lavado que elimine la arena que contienen en su interior. Para conseguirlo, ata las navajas en un manojo e introdúcelas verticalmente en un recipiente con agua y sal. Transcurridas un par de horas, lávalas con el agua del grifo y quedarán sin rastro de arena.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

LECHUGAS SIN BICHITOS:

Si últimamente te cuesta eliminar por completo los bichitos que anidan en las lechugas, prueba a poner las hojas en un remojo de agua a la que añadirás un chorro de vinagre: los bichitos se desprenderán por sí solos y sólo tendrás que lavar ligeramente las hojas con agua. ¡Pruébalo porque no falla!.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

LEGUMBRES QUE NO PRODUCEN GASES:

¿Te encantan las legumbres pero no soportas los molestos gases que producen?. Para evitarlos sólo tienes que añadir unos cuantos granos de comino cuando estén hirviendo. Es mano de santo.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

LENTEJAS APETITOSAS:

Las lentejas cocidas suelen quedar demasiado oscuras al cocerlas y resultan poco apetitosas a la vista. En la época en que se suelen utilizar en ensaladas frías, prueba a cocerlas con unas ramas de perejil en el agua o la cazuela. Quedarán más claras y, por ende, más bonitas a la vista y el plato ganará en presencia.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

LENTEJAS ENTERAS:

Si no quieres que las lentejas que vas a preparar acaben deshechas a modo de puré, prueba a saltearlas durante tres o cuatro minutos en la sartén antes de proceder a cocerlas: la piel no saldrá y las lentejas quedarán enteras y, además, deliciosas.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

MAHONESA SIN PELIGROS:

Para hacer una mahonesa sin huevo sólo necesitas: 2 tazas de aceite de oliva 0,4º, 1 taza de leche, una pizca de sal y 1 diente de ajo, todo en la batidora hasta que espese. El sabor es riquísimo y se puede mantener bastante tiempo en la nevera. Si la haces con huevo, usa siempre utensilios bien limpios y busca que los huevos frescos tengan la cáscara perfecta, para evitar que tengan gérmenes.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

MANTEQUILLA DE AVELLANAS:

Si quieres dar un toque especial a tus postres, o elaborar una nueva receta de canapés con un sabor más dulce, prueba con la mantequilla de avellanas. Está buenísima y es muy fácil de hacer. Sólo necesitas mantequilla corriente y polvo de avellanas. Tú decides la intensidad de sabor de avellana que quieres darle, así que prueba y mezcla la mantequilla y los polvos a tu gusto, ¡ya verás cómo tus platos cambian!. ¿Se te ocurre dónde puedes usarla?. Aquí tienes unas recomendaciones: 1) Para los bizcochos de mantequilla. Quedarán muy suaves y sabrosos. 2) Combínala en canapés con un queso fuerte curado. 3) Un buen aliño para dorar la manzana reineta a la plancha.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

MANTEQUILLA DURA:

Nunca te acuerdas de sacarla de la nevera con antelación y, cuando la sirves para los desayunos está dura como una piedra. Utiliza un truco la mar de sencillo que te agradecerán: rállala y podrás untarla en el pan o las tostadas con mucha facilidad cuando la lleves a la mesa. Y, si tienes niños, espolvoréala con un poquito de cacao y otra pizquita de azúcar glas. ¡Te pedirán más!.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

MAYONESA CORTADA:

Cuando se te corte la mayonesa, tan utilizada en las ensaladas de verano, prueba este sencillo truco para ligarla: añade unas cucharadas de agua fria y sigue batiendo. Seguro conseguirás que vuelva a ser consistente. Y si te queda con un sabor demasiado fuerte por exceso de limón o vinagre, agrega unhas cucharadas de leche. ¡No falla!.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

MIEL LÍQUIDA:

¿Ya no sabes qué hacer para que la miel no acabe espesándose?. A partir de ahora introduce en el tarro una zanahoria pequeña bien limpia y déjala en el interior: la miel se conservará líquida y no formará grumos ni se espesará.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

MIEL SIN GRUMOS:

La miel, cuando no se usa demasiado o es muy espesa, acaba por formar grumos, lo que no la hace muy presentable ni apetitosa. Para que no suceda, basta con introducir en el tarro una zanahoria pequeña bien limpia y seca.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

NARANJAS GOLOSAS:

Si las naranjas que tienes en casa no están muy dulces pero aún resultan jugosas, puedes hacerlas más apetecibles dándoles un toque especial: parte las naranjas por la mitad, espolvorea la superfície con azúcar y quémalo con una plancha bien caliente. Sólo ten la precaución de hacerlo justo antes de servirlas para que el caramelo no se vuelva líquido con la espera.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

NATA AGRIA:

Muchas recetas de cocina contienen como ingrediente la nata "agria", que no es fácil de encontrar en las tiendas de comestibles ni en supermercados. Puedes agriarla tú misma añadiendo sencillamente unas gotitas de limón a la nata líquida de cocina.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

NATA QUE SE CORTA:

Para evitar que la nata de cocina que utilizas para preparar salsas se corte, echa una pizquita de bicarbonato en ella y remuévela siempre del mismo lado. No se cortará más y ni notarás el sabor del bicarbonato.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

NÍSPEROS MADUROS:

Ya sabes que los nísperos, ese delicioso fruto primaveral debe ingerirse en su momento justo de maduración para evitar su acidez y problemas estomacales. Si crees que los que has comprado necesitan un empujoncito para ayudarlos a madurar, envuélvelos en unas hojas de papel de periódico y déjalos un día entero en el congelador. Cuando los saques, estarán listos para consumirlos inmediatamente.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

NUTRITIVOS GARBANZOS:

Las legumbres son ricas en hidratos de carbono, fibra, proteínas, fósforo, hierro, magnesio y potasio y, cuando empieza el mal tiempo, siempre las recuperaremos como un plato sano y nutritivo. Si compras garbanzos secos, acuérdate de dejarlos en remojo la noche anterior en agua templada con una pizca de sal: así, al cocerlos, no te quedarán duros.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

OLOR A BRÓCOLI:

Te encanta el brócoli cocido, pero odias el olor que deja cada vez que lo cueces. Si quieres evitarlo, mientras lo estés preparando (tanto hervido como al vapor) echa en el agua un buen chorro de leche. Evitarás en gran medida que suelte tanto olor y, en cambio, no afectará a su sabor. ¡Prueba y verás!.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

OLOR A PESCADO COCIDO:

¿Sabes cómo evitar que el olor a pescado cocido invada la cocina cuando lo estás preparando?. Es muy sencillo: echa en el agua de cocción unas hojas de apio. Es un truco que no falla nunca y que recordarás por sus excelentes resultados.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

PAN MUY CRUJIENTE ¡EN 5 MINUTOS!:

Si no dispones más que de pan congelado, lo único que debes hacer cuando vayas a descongelarlo en el microondas, es envolverlo ligeramente en una hoja de papel absorbente de cocina. De esta forma evitarás que se reseque y tendrá un sabor y un olor como si hubiese sido recién horneado. Para que quede auténtico de verdad, usa el horno tradicional en lugar del microondas, y pónlo a funcionar 5 minutos antes de meter el pan.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

PAN RALLADO FRESCO:

Para que el pan rallado que acabas de preparar se mantenga fresco más tiempo, introdúcelo junto con unas hojitas de laurel en un recipiente con cierre hermético. Mantendrás alejado el moho y el pan se conservará perfectamente.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

PAN RECIÉN HORNEADO:

Si la barra de pan que compraste ayer se ha quedado entera y su aspecto no invita a comerla, aprovéchala hoy envolviéndola en una hoja de papel de horno mojado y escurrido e introduciéndola en el horno unos minutos. ¡Ya verás que pan tan rico!.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

PAN TIERNO:

Permanecerá casi como el primer día si lo guardas en una bolsa de tela con una rama de apio. Si prefieres congelarlo, córtalo en rebanadas y envuelve cada una de ellas en plástico o papel de aluminio.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

PASAS Y PIÑONES:

Para darle un delicioso sabor a tu aburrida ensalada, échale un puñadito de piñones tostados en una sartén y un puñadito de pasas hidratadas en agua antes de escurrirlas y llevarlas a la ensaladera. Incorporando los típicos ingredientes conseguirás una ensalada con nuevos y apetitosos sabores.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

PASTA COCIDA:

Para que la pasta no se pegue a la cazuela mientras la estás preparando, echa una cucharadita de mantequilla al agua de la cocción. Quedará tierna, suelta y con un delicioso y delicado sabor.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

PATATAS BLANCAS:

Si has cortado las patatas con demasiada antelación a la hora de cocinarlas, no te preocupes porque te decimos cómo evitar que se oscurezcan: introdúcelas en un cuenco con agua fría a la que añadirás una pizca de harina. Manténlas sumergidas hasta el momento de cocinarlas, escúrrelas, sécalas y ¡listas para cocinar!.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

PATATAS CON PIEL:

Si te gusta preparar las patatas al vapor o en el horno con su piel para que conserven mejor las vitaminas (la vitamina C justo se encuentra debajo de la piel), debes lavarlas con un cepillito antes de cocinarlas: de esta forma eliminarás los restos de tierra o pesticidas que se acumulan en ella.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

PATATAS MÁS DURADERAS:

Para que no germinen o tarden más en ponerse verdes, manténlas protegidas de la luz y la humedad, con una manzana por en medio.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

PATÉS BIEN PRESENTADOS:

Si tienes invitados en casa y quieres presentar los deliciosos patés que venden envasados de una forma diferente: bátelos en una batidora con una cucharada de mantequilla o de queso fresco para untar, introduce el compuesto en terrinas de barro individuales y acompáñalos con tostadas. Si quieres, puedes desmoldar alguno de ellos y presentarlo sobre unas hojas verdes de col bien limpias. ¡Triunfarás!.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

PELAR AJOS:

Si los ajos que has comprado son difíciles de pelar, prueba, cuando preveas que los vas a necesitar, a dejarlos en un vaso con agua desde la mañana. Cuando los vayas a utilizar en la comida o en la cena, verás como la pielecita se desprende con mucha facilidad.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

PERAS SUPERBLANCAS:

Si vas a preparar una deliciosa macedonia con frutas e incluyes peras en ella, rocíalas una vez cortadas con un poco de zumo de limón para que no se pongan negras. Deberás hacer lo mismo siempre que vayas a utilizar peras en cualquier tipo de receta de cocina que se sirva cruda.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

PEREJIL BIEN FRESCO:

Para que durante la semana tengas perejil en perfecto estado de utilización y que no pierda su color, pícalo finito y guárdalo en un recipiente hermético dentro del frigorífico, en la zona de conservación de las verduras. Sólo te durará una semana pero mantendrá todo su sabor.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

PEREJIL DURADERO:

Si siempre que compras perejil acabas viendo cómo se seca, te proponemos que de ahora en adelante lo conserves de una manera diferente: al llegar a casa, corta las hojas y separa los tallos. Introduce las hojas en un tarro de cristal con tapa y guarda éste en el frigorífico. Cuando necesites el perejil, las hojas estarán frescas como el primer día y te durarán una semana. ¡Pruébalo!.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

PESCADO AL HORNO:

El pescado al horno queda delicioso pero es muy difícil encontrar el punto justo y que no acabe reseco al finalizar la cocción. Para evitarlo, antes de introducirlo en el horno, envuélvelo en unas hojas de col bien limpias y tersas, y deja que se cueza dentro de ellas. Verás cómo queda mucho más jugoso, no se reseca y su presencia es mucho más atractiva.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

PESCADO CONGELADO COMO SI FUESE FRESCO:

Para que el pescado congelado te quede como si fuese fresco, sólo tienes que dejarlo descongelar en leche. Una vez lo cocines, verás como queda tierno y rico como si estuviese recién comprado.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

PESCADO ENTERO:

Seguro que más de una vez has cocido pescado y ha acabado deshecho o desmigajado. Para que no te vuelva a suceder tenemos un truco que hace maravillas: añade al agua de cocer el pescado un chorrito de vinagre o de zumo de limón. Siempre que el tiempo de cocción sea el adecuado, verás que el pescado queda entero después de cocerlo.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

PESCADO MÁS JUGOSO:

Para que la merluza y el bacalao tengan un sabor más suave, un olor más agradable y resulten mucho más jugosos, cocínalos siempre con agua filtrada. El agua filtrada también te irá de maravilla para desalar el bacalao, ya que es mucho más eficaz que la del grifo.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

PESCADO MÁS TIERNO:

Para que los filetes de pescado queden más tiernos, déjalos marinar en una mezcla de leche y yogur durante una hora y media antes de proceder a cocinarlos. Se notará muchísimo ese primer paso en el resultado final.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

PESCADO SIN ESPINAS:

Si en casa odian encontrarse espinas en el pescado, te recomendamos algunos que tienen menos espinas: rape, atún, bonito, mero, perca, fletán, halibut y emperador. Y procura que en la pescadería te lo corten en lomos en lugar de filetes o a rodajas.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

PICATOSTES CRUJIENTES:

Si has preparado más picatostes de la cuenta, podrás conservarlos guardándolos, cuando se enfríen, en un tarro de cristal. Cierra el envase, introdúcelo en la nevera y, cuando vayas a utilizarlos, pásalos por un velo de aceite caliente: ¡estarán riquísimos y como recién hechos!.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

PIMIENTOS ASADOS:

¿Sabes que los pimientos morrones se pueden asar también en el microondas?. Si los vas a preparar así sólo tienes que untarlos con aceite y sazonarlos, igual que haces cuando los cocinas al horno, y ponerlos a la máxima potencia del microondas durante 12-13 minutos. ¡Salen riquísimos también así!.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

PIÑA CARAMELIZADA:

Darle un toque especial a la piña natural es muy sencillo: córtala en rodajas y colócalas sobre una bandeja de horno cubierta con papel sulfurizado; espolvoréalas con un poco de azúcar y dóralas bajo el grill. Si quieres, acompáñalas con yogur desnatado de piña. ¡Verás qué postre tan rico y ligero!.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

PLÁTANOS MADUROS EN TIEMPO RÉCORD:

Si en tu tienda habitual sólo tienen plátanos muy verdes, pero te apetece comprarlos.... ¡házlo!. Compra también una manzana y, cuando llegues a casa, pónla con los plátanos en el frutero. Gracias al gas natural que desprende, los plátanos madurarán enseguida.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

PLÁTANOS QUE TARDAN EN MADURAR:

Tardan mucho más en ponerse feos si los envuelves en papel de periódico y los guardas en un lugar fresco. ¡Nunca en el frigorífico!.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

PLÁTANOS VERDES:

Si los plátanos que has comprado están demasiado verdes, envuélvelos en un paño de cocina húmedo, introdúcelos en una bolsa de papel y guárdalos dentro del frigorífico. En un día podrás comerlos sin problemas. Si dispones de más de un día, una buena solución será dejarlos en el frutero con unas manzanas. ¡Verás qué pronto maduran!.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

POLLO CONGELADO:

¿Tienes que descongelar un pollo y no dispones de mucho tiempo?. Introdúcelo en un barreño de agua tibia con dos puñados de sal. Deja que repose el máximo tiempo posible mientras se descongela. Además, conseguirás que la carne del pollo quede mucho más blanca.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

POLLO DORADO :

Cuando prepares pollo al horno, prueba a dejar muy dorada y crujiente la piel untándola bien con mantequilla y espolvoreándola ligeramente con harina antes de introducir el pollo en el horno. ¡Verás qué rico!.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

POLLO DORADO 2:

Para que la piel del pollo quede dorada y muy crujiente al asarlo en casa, y con un aspecto apetitoso, tenemos un truco muy eficaz: frota toda la piel con sal introduciéndola en todas las hendiduras y, después, aplica sobre la misma con un pincel aceite de oliva, mantequilla o miel. ¡Verás qué presencia y qué sabor!.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

PURÉS SUAVES:

Los purés de verduras son ideales para servirlos tibios o fresquitos en los días de calor. Si quieres que resulten más suaves y digestivos, dilúyelos con un poco de caldo casero de verduras o con leche desnatada. Además, contribuirán a cuidar tu dieta.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

QUESO EN SU PUNTO:

¿Eres de las que conserva el queso en la tradicional quesera?. Si quieres que este alimento se conserve fresco y apetecible durante más tiempo, prueba a introducir en la quesera, junto con el queso, dos o tres terrones de azúcar y evitarás que se estropee por la humedad. Eso sí, para que este truco sea superefectivo, recuerda cambiar los terrones cada semana.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

QUESO FRESCO:

¿En casa no acaban de aceptar comer queso fresco?. Es muy sano y aporta muchas menos calorías que el queso curado. Por eso, prueba a darle un toque especial cuando lo sirvas de postre espolvoreando por encima una pizquita de canela en polvo: les gustará tanto que querrán repetir.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

RALLADURA DE LIMÓN:

Aprovecha la piel de los limones con los que haces zumo y ten siempre a mano ralladura fresca sin tener que estropear los limones que guardas enteros. Guarda las pieles en una bolsa y en el congelador. Cuando necesites un poco de ralladura, coge una parte, déjala un ratito a temperatura ambiente y ralla la cantidad que vayas a utilizar. Es muy útil para decorar platos como ensaladas, cremas, postres, etc.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

REBOZADO MÁS CRUJIENTE:

Cuando prepares un rebozado, sigue nuestro consejo para conseguir que quede más crujiente y con un aspecto mucho más apetitoso: mezcla dos partes de harina con una de pan rallado. Reboza bien el alimento y fríelo en aceite muy caliente. ¡Te encantará!.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

RECALENTAR EL CAFÉ:

El café sobrante recalentado pierde todo su aroma. Puedes conseguir devolvérselo, si antes de calentarlo de nuevo le añades una cucharada o dos de agua fría. ¡No lo notarán y, en cambio, estará muy bueno!.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

RECICLA EL ACEITE:

El aceite usado no debe tirarse por el fregadero: además de obstruir las tuberías, acaba en las depuradoras y contamina el agua. Lo mejor es que utilices una botella de plástico para echar el aceite ya usado y dejarlo en un punto limpio para que ellos le den el tratamiento adecuado. Si no tienes ningún punto de reciclaje cerca de casa, deposita esa botella, bien cerrada, en el contenedor de basura.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

RECUPERAR UN ARROZ:

¿Tienes invitados en casa y el arroz se te ha pasado de cocción?. Si no dispones de tiempo para remediarlo de otra manera, traslada la paella o el plato de arroz a una fuente refractaria untada con unas gotas de aceite y colócalo bajo el grill del horno durante unos minutos hasta que veas que se ha dorado ligeramente. Y en lugar de risotto o paella, llama al plato "arroz al horno". ¡Triunfarás!.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

REDUCIR LA GRASA EN LA MAYONESA:

La mayonesa es una salsa con muchas calorías, para reducir su contenido en grasa, aligérala añadiendo un poco de yogur, de esta forma reducirás las calorías sin necesidad de renunciar a ella como acompañamiento de pescados cocidos o verduras.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

SAL EN EXCESO:

¿Se te ha ido la mano con la sal en ese rico potaje que estás preparando?. Que no cunda el pánico: añade una cucharadita de azúcar y otra de vinagre de sidra al guiso; remueve bien y deja cocer unos minutos. El sabor salado se habrá suavizado mucho.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

SALMÓN SUAVE:

¿Eres de las que les molesta el sabor un poco fuerte del salmón?. Suavízalo cubriéndolo con zumo de limón y dejándolo macerar durante 24 horas en el frigorífico. Cuando lo pruebes después de cocinarlo, notarás la diferencia.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

SALSA ESPESA:

¿Tienes que calentar una salsa que se ha quedado algo espesa y temes que con el calor se espese aún más?. El truco de los grandes cocineros es calentarla un poco al baño maría sin dejar de remover. ¡No falla!.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

SALSAS EN SU PUNTO:

¿Sabías que las salsas que contienen mayonesa deben servirse frías aunque no deben congelarse porque sus ingredientes se separan?. Sin embargo, las salsas de tomate, curry o ketchup resultan mucho más sabrosas si se sirven calientes.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

SARDINAS SABROSAS:

Para que las sardinas queden sabrosas, antes de cocinarlas, procede a salpimentarlas por dentro y por fuera y espolvoréalas con hierbas aromáticas. ¡Verás que sabor tan delicioso!.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

SECAR UVAS:

Si quieres secar unos ramos de uva para conseguir tener unas uvas pasas, debes colgar los racimos del revés (con el ramo hacia abajo) para que los granos se aíslen unos de otros.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

SEPARAR LA CLARA DE LA YEMA:

Utiliza un embudo, la yema se quedará atascada y así no se te romperá.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

SEPIA BLANDA:

¿Quieres un truco efectivo para que al cocinar la sepia quede tierna?. Primero, nada más llegar a casa después de comprarla, lávala, sécala e introdúcela en el congelador durante 24 horas. Parecerá mentira, pero nada más cocinarla después de descongelarla notarás como queda más tierna que nunca.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

SETAS CON SABOR:

¿Sabías que para que las setas mantengan todo su sabor y propiedades hay que procurar no lavarlas?. Para eliminar la tierra o suciedad que se deposita en ellas, pásales por encima un pincelito y un trapo bien limpio de cocina. Estarán mucho más sabrosas.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

SOBRAS DE COLIFLOR:

¿Has preparado coliflor hervida o al vapor y te han sobrado unas ramitas?. No hay nada más fácil para reciclarla que rebozar las ramitas en harina y huevo batido, freírlas en abundante aceite caliente y utilizarlas como guarnición de un plato de carne o pescado. ¡Les encantará!.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

SOBRAS DE TURRÓN:

¿Ha sobrado turrón de jijona?. Puedes reutilizarlo en un postre delicioso en lugar de sacarlo constantemente para que se coman los restos: desmenuza y aplasta muy bien el turrón con un tenedor y mézclalo con 250 gr de nata montada (sin azúcar). Introduce el compuesto obtenido en un recipiente con cierre hermético y mételo en el congelador. Sácalo del congelador una hora antes de la hora del postre. ¡Tus hijos querrán repetir!.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

TORTILLA "LIGHT":

Puedes preparar una riquísima tortilla de patatas ligera si sustituyes las patatas fritas por patatas asadas o hervidas y limitas mucho el aceite utilizando una sartén antiadherente.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

TORTILLA IMPREVISTA:

Para hacer una tortilla imprevista y de forma rápida cuando no tienes patatas o no te apetece pelarlas, puedes utilizar patatas fritas de bolsa. Sólo tienes que aplastarlas bien y mézclalas con el huevo batido, se llenarán de jugo y ya podrás echarlas a la sartén. Verás cómo apenas se nota la diferencia. Además, ¿puedes usar patatas light!.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

TORTILLA QUE SE PEGA:

Si no sabes la razón pero tu tortilla de patatas siempre acaba agarrándose a la sartén y se rompe cuando la sirves, prueba este truco: una vez cocida, retira la sartén del fuego y pon una tapa encima; deja reposar durante unos 10 minutos: el vapor que se acumulará en el interior hará que la tortilla se suelte por sí sola. ¡No falla!.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

TORTILLA ÚNICA:

¿Quieres sorprender a tus invitados con una tortilla personal y diferente?. Para dar ese toque original sólo tienes que añadir un yogur natural a los huevos cuando vayas a batirlos. Lo mezclas todo bien y, ¡listo!. Con este sencillo truco tu tortilla de patatas, tendrá un sabor mucho más suave y conseguirás una textura más esponjosa y deliciosa. ¡Para repetir!.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

TURRONES APETITOSOS:

Una presentación delicada y barata para que tus invitados degusten tus turrones en casa consiste en cortar unos trocitos todos al mismo tamaño y colocarlos sobre una blonda de papel que fruncirás pasando una cinta de raso por los agujeros de la blonda. Para que los turrones grasos no manchen las blondas corta unas bases de papel de plata o de horno.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

VERDURA SUAVE:

Para conseguir que la verdura cocida en la olla exprés te quede más suave, no la tapes al ponerla en el fuego, y cuando hierva, añádele un poco de aceite crudo. A continuación, ya puedes taparla bien y dejarla el tiempo necesario para que quede bien cocida.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

VERDURA TIERNA:

Para conseguir que la verdura cocida en la olla exprés quede más tierna, no la tapes, y cuando hierva añádele un poco de aceite. A continuación, ya puedes taparla bien y dejarla el tiempo necesario para que quede bien hecha.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

VERDURAS A LA PLANCHA:

¿Sabes cuál es el secreto para que los restaurantes presenten unas verduras a la plancha deliciosas?. Pues escoger verduras en su punto justo de maduración, con buen aspecto y, en el caso de judías verdes, alcachofas y otras verduras "duras", darles un hervor ligero antes de pasarlas bien escurridas por la plancha muy caliente. Por último, antes de servir se espolvorean con cristales de sal y un buen aceite de oliva.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

VERDURAS CONGELADAS:

Si has comprado verdura fresca y piensas congelarla, no la trocees con cuchillo porque harás que se oxide. Es mejor que la cortes con los dedos o que el filo del cuchillo lo introduzcas a menudo en un vasito que contenga zumo de limón. ¡Ah, y no saques todo el aire de la bolsa cuando vayas a cerrarla!. Mantendrá así todo su frescor.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

VERDURAS FRESCAS:

La mejor forma de conservar las verduras frescas recién compradas es envolverlas bien y preservarlas de la luz guardándolas en el cajón de las verduras del frigorífico. Consúmelas en un par de días cómo máximo para que sigan proporcionando todas las vitaminas y resulten apetitosas y crujientes.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

VINAGRETA EN SU PUNTO:

Para preparar una vinagreta correcta y con los ingredientes en su punto y bien emulsionados, sigue estos pasos: en un bol introduce una parte de vinagre, una pizquita de sal, pimienta u otras hierbas si las utilizas, y bate bien; por último añade tres partes de aceite y emulsiona. Si vas a introducir otros ingredientes, introdúcelos antes que el aceite para permitir que se incorporen a la vinagreta. Recuerda: ¡el aceite siempre al final!.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

YEMA CENTRADA:

¿Te gusta que los huevos cocidos tengan la yema centrada?. Pues te decimos cómo conseguirlo: primero, guarda en el frigorífico los huevos con las puntas hacia abajo y segundo, cuando los vayas a introducir en el agua en el momento de cocerlos, échalos cuando esté ya hirviendo y cuécelos durante 10 minutos.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

YEMAS DE HUEVO:

Si te han sobrado después de hacer un merengue, colócalas en un vaso y cúbrelas con agua del grifo. Así las podrás utilizar en los dos siguientes días.

VOLVER A ÍNDICE COCINA

YOGUR CON FRUTA:

Si tus hijos no comen fruta y siempre ideas estratagemas para que la coman sin poner problemas, el verano es una buena época por la variedad de frutas y los deliciosos sabores. Mezcla en un bol un yogur natural azucarado con la pulpa de cualquier fruta triturada en la batidora (melocotón, cerezas, albaricoques, manzanas, peras, melón...). Es mucho mejor y más sano que los yogures con aromas de fruta y seguro que a ellos les encanta, si se lo sirven bien fresquito, para desayunar o merendar. Si necesitas algún recurso más, espolvorea por encima un poquito de cacao o unos fideos de chocolate rallado.

VOLVER A ÍNDICE COCINA