ABRIGO DE PIEL O CUERO:

Si vas a guardar en el armario un abrigo (o cazadora) de piel o cuero que acaba de salir de la tintorería, retíralo del plástico y la percha de hierro que te han dado, cuélgalo en una percha con forma en los hombros o coloca debajo de los hombros del abrigo unas hombreras para que no se deforme esa zona, cubre con un forro de tela (nunca de plástico porque no deja respirar la piel) y cuando lo vuelvas a utilizar en unos meses estará en perfectas condiciones.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

ABRILLANTA LA PLATA:

Si quieres que tus anillos, collares, pulseras y todos tus objetos y joyas de plata queden tan brillantes como cuando los compraste, prueba a limpiarlos utilizando una goma de borrar de las que se usan en los colegios. Sólo tienes que pasar la goma por la superficie como si quisieras "borrar" las manchas. Te quedará muy reluciente ¡y sin esfuerzo!.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

ACEITE EN EL PARQUET:

Si ha caído una mancha de aceite en el parquet, podrás eliminarla colocando encima papel secante. Aplica después encima la plancha caliente varias veces hasta que el papel haya absorbido totalmente la grasa.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

ACERO LIMPIO:

¿Quieres mantener tus cacharros o utensilios de acero inoxidable limpios?. El mejor tratamiento que les puedes dar es no utilizar productos abrasivos para su limpieza y hacerlo sencillamente con agua caliente y un buen producto lavavajillas. Si quedan restos de suciedad, ten un poco de paciencia y dedica unos minutos a pasar un algodón impregnado en alcohol de quemar. Te quedarán super limpios.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

ADIÓS A LOS PLIEGUES:

¿Te horrorizan los pliegues que quedan en las camisetas cuando se doblan después de plancharlas y se apilan al colocarlas en el armario?. Tenemos una solución sencilla pero muy efectiva para evitarlos: en lugar de plegar la camiseta entera, pliega sólo los lados y las mangas y, a partir de ahí, enrolla la prenda sobre sí misma formando un rulo. Si las colocas en un cajón con cuidado, una al lado de la otra, no tendrán muchos pliegues, ocuparán poco espacio en el armario y, además, enseguida podrás identificarlas y retirarlas sin desdoblar las demás camisetas.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

AFLOJAR UN TORNILLO:

Una forma fácil de aflojar un tornillo que se resiste a salir consiste en calentar su cabeza o poner en ella unas gotas de agua oxigenada dejando que actúe unos minutos. Después sólo hay que desatornillarlo sin problema.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

AGUJAS DIFERENTES:

Cuando compres agujas, escógelas con la precisión de una verdadera modista: las agujas cortas se utilizan para prendas finas y dobladillos; las agujas medianas para fruncidos y bastillas y, por último, las largas son ideales para hilvanar y coser diferentes capas de tela.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

AGUJERO EN LA PARED:

Si has quitado un clavo de la pared y ha quedado un agujero, compra una tiza e introdúcela hasta el fondo del agujero. Luego, lima todo lo sobrante. Por último, sólo tendrás que pintar con un pincel el antiguo agujero del mismo color que la pared.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

AHUYENTA LAS POLILLAS:

Un truco muy eficaz para mantener las polillas alejadas de los armarios de casa consiste en coger un puñadito de hojas de menta e introducirlo en un pañuelo de tela; haz un nudo y deposita unos cuantos pañuelitos en los estantes o barras del armario: las polillas detestan ese aroma y se mantendrán alejadas.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

ALARGAR LOS BAJOS SIN MARCAS:

Si tienes que alargar una falda, pantalón o vestido, en especial de los niños, utiliza un poco de vinagre de manzana rebajado con agua en un spray y, al planchar, échalo en las zonas en las que hayan quedado marcas. Se quitarán casi del todo. Después deja que se airee la prenda y échale un poco de colonia infantil antes de meterla en el armario.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

ALEJA LAS HORMIGAS:

Si vives en una casa donde las hormigas no te dejan en paz, sobre todo cuando empiezan a aparecer después del invierno, haz una barrera por su zona de paso con hojas de laurel o granos de pimienta. Su olor las alejará definitivamente.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

ALFOMBRA DE SISAL O COCO:

Podrás reavivar los colores de tu alfombra de sisal o coco si la frotas con un cepillo humedecido en agua ligeramente jabonosa a la que añadirás un chorrito de amoníaco. Luego déjala secar al aire libre sin que le dé el sol y ya puedes disfrutar de nuevo de tu alfombra.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

ALFOMBRA LEVANTADA:

Sucede muchas veces que una de las esquinas de una alfombra se levanta sin saber por qué y todo el mundo acaba tropezando con esa esquina que sigue alzándose sin parar. Para que recupere su posición original, humedece bien la esquina afectada por el revés con una mezcla de agua y alcohol. Pónla en su posición y aplica un peso durante unas horas hasta que la alfombra haya recuperado su forma.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

ALFOMBRAS DE YUTE:

El yute es una fibra natural fina y que se desgasta fácilmente con el roce, por lo que suele y debe colocarse en zonas con poco tránsito. Para limpiarlas es necesario pasar por la superfície un cepillo humedecido con jabón neutro y unas gotitas de amoníaco. También es mejor que la seques tensada para que no se curve ni encoja al secarse.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

ALFOMBRAS RESBALADIZAS:

Si el suelo de tu casa es incompatible con tus alfombras porque hacen que éstas resbalen y se vayan desplazando, compra en una ferretería cinta adhesiva de doble cara. Pega el adhesivo en el revés de la alfombra y, luego, haz que se pegue en el suelo. Aplana bien y verás como ya no se mueven.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

ALPACA BRILLANTE:

¿Tienes unos cubiertos u objetos decorativos de alpaca que han perdido su brillo original?. Llena un recipiente con leche tibia y sumerge los objetos durante 30 ó 40 minutos. Seguidamente, lávalos con agua fría y una esponja, aclara y seca con un paño suave: ¡quedarán brillantes como nunca!.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

AMBIENTADOR CASERO:

Si quieres que tu casa huela de maravilla sin agredirla con productos químicos, hierve hasta que se evapore una mezcla de agua, azúcar, canela, clavo y piel de limón. ¡Verás que bien huele!.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

APROVECHA LOS ARMARIOS:

¿Tienes algunos armarios con puertas desaprovechadas?. Un truco excelente para darles una utilidad a esas puertas consiste en atornillar en el interior de las mismas unas barras muy finas y con poco fondo que pueden ser útiles como corbateros, para colgar los cinturones o los collares. Seguro que si las pones les vas a dar alguna utilidad.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

ARMARIOS BLANCOS:

¿Las puertas de algún armario son blancas y no están limpias como deberían?. Lávalas con agua y un chorrito de amoníaco. Después, aclara bien y seca.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

ARMARIOS CON HUMEDAD :

Cuando notes que alguno de los armarios de tu casa presenta síntomas de humedad, introduce en él un cuenco con sal, tiza, carbón vegetal o detergente para lavavajillas: absorberá el exceso de humedad. Y, mientras, recuerda dejar entreabiertas las puertas y evita guardar en el interior la ropa enfundada en plástico.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

ARMARIOS CON HUMEDAD 2:

Si has notado que los armarios de tu casa tienen humedad por el olor que desprenden, prepara unos saquitos de tela y rellénalos con arroz o tiza. Ciérralos y distribúyelos en zonas estratégicas en su interior. Tienen la propiedad de absorber la humedad.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

ARMARIOS LIMPIOS:

La mejor forma de dejar impecable el interior de un armario consiste en fregarlo con una esponja humedecida en detergente y unas gotitas de amoníaco. Por último, aclara muy bien con una bayeta humedecida en agua y seca perfectamente. Es preferible que dejes airear el armario durante un buen rato antes de introducir de nuevo las prendas en su interior.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

ARMARIOS SIN HUMEDAD:

Para evitar la humedad en tus armarios, distribuye pedazos de tiza por ellos y se encargarán de absorberla por completo. También puedes intentarlo colocando algunas bolsitas de tela llenas de arroz en los diferentes cajones y apartados. Verás cómo los resultados te sorprenderán.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

AZULEJOS BRILLANTES:

Para que los azulejos de tu cocina o cuarto de baño queden muy brillantes, lávalos y sécalos tal y como acostumbras. Una vez bien secos pasa por toda la superficie un paño de algodón impregnado con polvos de talco. ¡Quedarán relucientes!.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

AZULEJOS LIMPIOS Y BRILLANTES:

Para limpiar los azulejos y alicatados de tu cocina y baño, friégalos con agua caliente, detergente suave y un chorrito de amoníaco. Si quieres sacarles brillo, pasa por los azulejos un paño humedecido en alcohol metílico. Luego, sécalos bien con otro paño.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

AZULEJOS QUE BRILLAN:

Por mucho que los limpiemos, los azulejos siempre presentan un aspecto mate y sucio. Después de fregarlos como acostumbres, pásales una mezcla de bicarbonato y lejía con una bayeta mojada en agua. Aclara con agua y seca. Tendrás que hacer un poco más de esfuerzo, pero los resultados estarán a la vista y serán más duraderos.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

BABEROS CON OLOR:

Para eliminar el olor agrio de los restos de leche de los baberos de tu bebé, déjalos en remojo con agua en la que introducirás un puñadito de bicarbonato. Después, límpialos en la lavadora con detergente líquido especial para bebés. Por último, plánchalos con almidón o un apresto ligero para evitar que los olores vuelvan a penetrar en la tela.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

BALDOSAS ANTIGUAS:

Estos suelos tan bonitos y antiguos, que son muy porosos, suelen oscurecerse con facilidad al penetrar en ellos el polvo y la suciedad. La mejor forma de limpiarlos dos veces por semana es hacerlo con agua jabonosa que debe cambiarse varias veces cuando notemos que el agua se ensucia. Un par de veces al año conviene añadir cera al agua de fregado para crear una cierta capa impermeabilizante.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

BALDOSAS CON HUMEDAD:

Si en las baldosas de tu cocina o baño han aparecido esas antiestéticas manchas de humedad que no sabes cómo limpiar, puedes eliminarlas aplicando sobre ellas un paño humedecido en vinagre hirviendo. Las manchas no se resistirán.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

BALDOSAS EN COCINA:

¿Quieres cambiar tu cocina y no sabes si decidirte por alicatarla con baldosas grandes o pequeñas?. Si es pequeña (menos de 10 m2) es preferible que te decidas por baldosas que como máximo midan 20 X 20 ó 30 X 30 cm, porque las más grandes reducen visualmente el espacio. Sin embargo, si tu cocina es grande puedes elegir baldosas mayores, de 40 X 40 ó 50 X 50 cm, porque su tamaño no afectará al espacio y lucirán mucho más.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

BALDOSAS ENGRASADAS:

Si las baldosas de tu cocina o baño están muy engrasadas y no sabes cómo limpiarlas para que queden bien, empieza por aplicar vinagre puro sobre ellas, dejando que actúe un ratito y retirándolo con una bayeta humedecida en jabón desengrasante. Quedarán limpias y sin rastro de grasa.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

BALDOSAS RELUCIENTES:

Para limpiar las baldosas del cuarto de baño o de la cocina bastará con que las friegues como acostumbras. Pero si quieres darles una dosis extra de brillo frótalas con un paño humedecido en alcohol de quemar, y pule con un paño seco y limpio. ¿Qué te parece el resultado?.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

BANDEJAS DE CUBITOS:

Seguro que más de una vez has ido a coger la bandeja de cubitos de hielo del congelador y estaba pegada a él. Para que no vuelva a suceder, la próxima vez, antes de rellenarla con agua, frota la base de la misma con un poco de aceite. No se pegará.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

BAÑERA OPACA:

Si la superficie de la bañera se muestra opaca debido seguramente a la acumulación de jabón, frótala bien con una mezcla de agua oxigenada y un puñado de bicarbonato. Deja que actúe y, una vez seco, aclara con agua y seca. ¡Quedará muy limpia y brillante!.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

BARNIZ ESTROPEADO:

Si tu mueble se ha rayado, deja caer una gotita de barniz del mismo tono que el barnizado original y extiéndela con un pincel. Cuando esté seco rasca cuidadosamente con una espátula el barniz sobrante. Por último, empapa un paño de algodón en líquido reparador y frota hasta que brille.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

BETÚN IMPROVISADO:

¿Tienes unos zapatos negros y te has quedado sin betún?. Puedes emplear media naranja: frota cuidadosamente con ella los zapatos y deja secar. Por último, cepilla enérgicamente y pasa un paño para sacar brillo. Recurrirás a este truco en más de una ocasión.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

BISUTERÍA LIMPIA:

Si no sabes cómo limpiar tus piezas de bisutería que han perdido el brillo, prueba a espolvorear sobre un paño un poco de bicarbonato y frotar con él las piezas. Después, introduce la bisutería en un cuenco y echa encima agua caliente. Sácalas y sécalas frotando delicadamente con un paño. Este truco también lo puedes aplicar a las joyas de plata. Quedarán como el primer día.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

BRILLANTES LIMPIOS:

Si quieres que tus joyas con brillantes queden super limpias y sin restos de suciedad, introduce los anillos o pendientes en un vaso con agua al que añadirás un chorrito de detergente lavavajillas desengrasante y un chorrito de vinagre de vino blanco. Deja que repose durante toda la noche y, por la mañana, frota cuidadosamente con un cepillo de dientes, aclara y seca muy bien. ¡Notarás cómo brillan espectacularmente!.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

CABECERO DE TELA:

La mejor forma de conservar en buen estado el cabecero de tela de una cama consiste en pasar a diario o cada dos días el aspirador por su superficie, eliminar las manchas con un paño humedecido en agua y unas gotitas de amoníaco y, si se puede retirar la funda, lavarla cada dos meses por lo menos.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

CACEROLA CON RESTOS PEGADOS:

Si has preparado chocolate o cualquier otro alimento que se ha quedado pegado a la cacerola, puedes eliminarlo poniendo a hervir agua a la que añadirás una cucharada de bicarbonato y una de sal. Los restos se irán desprendiendo; poco a poco, a medida que el agua va hirviendo y podrás fregarla con mucha facilidad.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

CACEROLAS ESMALTADAS:

Si el interior blanco de tus cacerolas esmaltadas se ha oscurecido, llénalas de agua y vierta en ellas un chorrito de lejía. Deja que cueza (siempre con la ventana abierta ya que se emiten vapores) y, cuando se haya vuelto blanco, friégalo bien con tu detergente habitual.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

CACEROLAS OSCURECIDAS:

¿Tus cacerolas de acero inoxidable o aluminio presentan un interior oscurecido y que parece poco higiénico a pesar de estar bien limpias?. Seguramente han cogido ese tono oscuro debido al uso y las manchas que provocan algunos alimentos. Para eliminarlo y que las cacerolas recuperen su color original, pon agua a hervir en ellas y echa el zumo de dos limones. ¡Quedarán perfectas!.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

CAFETERA DE CÁPSULAS:

Si en tu casa se toma café hecho en esas modernas cafeteras de cápsulas, debes saber que saldrá buenísimo si utilizas agua embotellada (en lugar del grifo) y, además, tal como indica el fabricante, procedes a descalcificar la cafetera como ellos indican. Además, para mentenerla en buen estado, debes retirar la cápsula inmediatamente después de hacer el café y, cada día, antes de hacer el primer café del día, dejar que salga agua caliente antes de colocar la cápsula, para que se lleve los restos de posos que se adhieren sin remedio.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

CAFETERA SIN CAL:

Para eliminar los restos de cal que se adhieren a las paredes del depósito de agua de las cafeteras, prepara una cafetera llenando el depósito únicamente con agua y vinagre al 50%. Una vez hecha, deja reposar durante 15 minutos, aclara muy bien y vuelve a hacer otra cafetera solo con agua. ¡Quedará limpísima y sin rastros de cal ni olores desagradables!.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

CAFETERA SIN USAR:

Si tienes guardada una cafetera que hace tiempo que no usas, seguramente el depósito del agua estará sucio y puede que tenga incrustaciones nada agradables, por lo que necesitará una "puesta a punto" antes de volver a utilizarla: vierte en su interior vinagre caliente y un puñado de sal gorda y deja que repose. Después cierra, agita con fuerza, aclara y, ¡verás qué limpia ha quedado!.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

CAFETERAS SIN MALOS OLORES:

Si no vas a utilizar tu cafetera italiana durante un tiempo, puedes evitar que aparezcan los malos olores introduciendo en su interior un terrón de azúcar, ¡así de fácil!.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

CAJÓN QUE SE ATASCA:

Si los cajones de tu armario o cajonera se deslizan con dificultad, echa mano de nuestro truco: pasa por las guías y sobre la madera que roza un cajón y otro una pastilla de jabón, manteca o polvos de talco. Estos viejos remedios caseros evitan tener que lijar la madera para solucionar el problema.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

CALCETINES DESPAREJADOS:

¿Estás aburrida de tener que emparejar los calcetines de la família después de la colada?. Acostúmbrales a que, cuando se los quiten, los dejen del revés y uno dentro del otro. Introdúcelos en la lavadora así y, cuando los saques, seguirán juntos y la mar de limpios. ¡Ese trabajo que te ahorras!.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

CAMPANA DE ACERO:

Si tienes en tu cocina una bonita campana de acero inoxidable, debes saber cómo limpiarla para sacarle el máximo partido. Antes de empezar, desconéctala de la corriente. Para el interior, utiliza agua caliente y jabón; limpia de la misma forma el exterior, seca bien y saca brillo con un paño empapado en vinagre. Asegúrate que no está húmeda cuando la vuelvas a conectar a la corriente.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

CAOBA LIMPIA:

La mejor forma de dejar impecable la madera de caoba de tus muebles consiste en tratarlos con la siguiente mezcla casera: introduce en un bol 15 ml de aceite de linaza, 15 ml de aguarrás y un litro de agua, emulsiona bien y, con ayuda de un paño suave que no suelte pelusa, aplica el líquido a la madera. Deja que actúe, seca bien y pule con otro paño seco y limpio. ¡Relucirán!.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

CARRITO EN EL BAÑO:

Si dispones de poco espacio en el cuarto de baño, un carrito verdulero de diseño, bonito y asequible, mantendrá a mano tus productos de aseo y belleza e incluso algunas toallas. Es una buena solución si careces de armarios en tu cuarto de baño.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

CASA CON AROMA A VERANO:

Consigue para tu hogar un aroma fresco y natural elaborando un sencillo ambientador. Prepara una infusión de menta o poleo en medio vaso de agua hirviendo. Cuando esté fría añade unas gotas de limón y pulveriza toda la casa.

                                                                                                                   VOLVER A ÍNDICE HOGAR

CAZUELAS CON GRASA:

Si a pesar de haber lavado con un detergente antigrasa las cazuelas en las que has preparado la comida, aún presentan grasa, corta unas rodajas de limón y frota con ellas su superficie. Este cítrico es un poderoso desengrasante y seguro que ayudará a eliminar esos restos que se resisten. Una vez eliminada la grasa, friega de nuevo con detergente, aclara y seca bien.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

CAZUELAS LIMPIAS:

En ocasiones, en las cazuelas de barro se quedan incrustados restos imposibles de eliminar. Para que salgan de una vez, pon dentro del recipiente el zumo de dos limones y un poco de agua y cuécelo durante un buen rato. Verás cómo después no quedará ni rastro de comida.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

CD RALLADO:

Si tienes un CD de música o de cualquier otra grabación que parece rallado, intenta repararlo cubriendo toda su superficie con pasta dentífrica blanca: extiéndela con suavidad y en una capa fina, deja que se seque y, al cabo de un ratito, retírala con agua y la ayuda de un paño de algodón limpio y suave. ¡Seguro que puedes volver a escucharlo!.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

CENICEROS CON MANCHAS:

Si algún cenicero de cerámica se ha manchado de nicotina y no sabes cómo eliminar los restos amarillentos que han quedado como incrustados en el material, frota sencillamente la zona con sal de mesa. Verás cómo desaparecen sin dejar ni rastro.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

CENICEROS METÁLICOS:

A veces, es difícil eliminar por completo los restos de ceniza de los ceniceros metálicos. Te quedarán impecables si dejas un ratito un poco de alcohol de quemar en ellos, y después los frotas normalmente. Además, habrás eliminado el característico olor que desprenden.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

CERCO EN EL PARQUET:

Si al cambiar un mueble de sitio notas que en el parquet se ha formado un cerco oscuro no desesperes porque puedes solucionarlo: calienta un chorrito de lejía y, rebajándolo con agua caliente, frota la mancha. Pasa después un cepillo de raíces sobre el cerco siguiendo la veta natural de la madera. Aclara bien y ¡ya está!.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

CESTAS DE MIMBRE:

La mejor forma de mantener limpias y en buen estado las cestas de mimbre que utilizas para la ropa o las toallas en el cuarto de baño consiste en eliminar el polvo con el aspirador con una cierta regularidad y, cada 3 ó 4 meses, frotar con un cepillito y agua jabonosa que contendrá un chorrito de lejía. Aclara con agua y deja que se sequen muy bien.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

CHIMENEA CON HUMO:

¿El tiro de tu chimenea no funciona todo lo bien que debiera y queda humo dentro de la habitación?. Mientras lo arreglas, cuando enciendas la chimenea, coloca en la habitación un par de recipientes llenos de agua (por lo menos 2 litros por cada recipiente). Ayudarán a absorber el humo y no se notará tanto.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

COBRE LIMPIO:

¿Has comprado una pieza de cobre en un mercadillo y está muy sucia?. Para limpiarla a fondo frota toda la superficie con una mezcla de harina, sal y vinagre a partes iguales. Aclara con agua y, por último, seca bien y pule con un paño suave y limpio. ¡Relucirá como si fuera nueva!.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

COBRES Y HERRAJES DORADOS:

Para conservar en perfecto estado los cobres y herrajes dorados de muebles antiguos, lámparas o puertas que se han deteriorado con el paso del tiempo y las limpiezas con productos poco apropiados, lo mejor es pasarles una esponja embebida en agua con alcohol o amoníaco.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

COJINES BLANCOS:

¿Tienes unos cojines blancos en el sofá que no pueden lavarse y ya están algo rozados?. Espolvorea sobre ellos un poco de maicena y deja que actúe durante media hora o algo más. Después, sólo tendrás que sacudirlos y cepillarlos bien y verás cómo, seguramente, quedarán bastante más limpios.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

COLGAR OBJETOS EN AZULEJOS:

Si quieres colgar objetos que pesan poco en los azulejos de tu cocina o cuarto de baño, no hace falta que agujerees la pared: basta con que compres cinta adhesiva de doble cara: una parte la adherirás al azulejo y la otra al objeto. Pega y listo.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

COLORES VIVOS:

Para que las prendas con colores vivos, que tanto apetecen lucir cuando el buen tiempo nos acompaña, permanezcan como el primer día, lávalas con agua en la que previamente habrás hervido salvado de trigo.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

CONFORTABLE PANA:

La pana es un tejido tan confortable en invierno que ya no sólo se limita a las prendas de vestir si no que se ha hecho un hueco en la ropa del hogar como colchas, cojines o tapicerías. Si es lavable en casa, la mejor forma de conseguir que su textura siga siendo confortable y resista bien consiste en lavarla y, aún un poco húmeda, planchar la prenda por el revés dejándola colgada un rato hasta que se seque completamente.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

CONTRA LA TOS:

Cuando los niños tienen tos, corta una cebolla y coloca las rodajas lo más cerca posible de ellos. Si es de día, donde estén jugando, y si es de noche, debajo de la almohada. De verdad que funciona.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

CORDONES DESATADOS:

¿Tus hijos siempre van con los cordones de los zapatos desatados?. Cuando vayas a atárselos, humedécelos bien y átalos. Al secarse quedarán duros y no se desatarán, por más saltos que den durante la jornada.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

CORTINAS QUE AMARILLEAN:

Si las cortinas blancas que tienes en casa amarillean o han adquirido un tono grisáceo, déjalas en remojo antes de lavarlas, durante media hora, en un barreño con agua y tres sobrecitos de levadura en polvo. Después, lava como acostumbres. ¡Quedarán blanquísimas!.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

COSIDO PROFESIONAL:

Cuando se tiene que coser una tela muy fina a máquina, los acabados suelen ser un tormento porque la tela resbala o forma antiésteticas arrugas. Te desvelamos el truco de las profesionales: entre la tela y la máquina de coser colocan una hoja de papel de seda; de esta forma la tela adquiere cuerpo. El papel, una vez finalizada la operación, es facilísimo de eliminar con tan solo estirar de él.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

CREMALLERA ATASCADA:

Si la cremallera de una chaqueta, jersey o pantalón, incluso la de un bolso o maleta ha dejado de correr o se ha atascado, unta, ligeramente y con cuidado para no manchar, todo el largo de la cremallera con un poco de vaselina. Haz que corra un poco y lograrás que acabe deslizándose a la perfección.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

CREMALLERAS ATASCADAS:

¿Tienes una cremallera atascada que ni sube ni baja?. Ponle con cuidado un poco de jabón en los dientes y en breves segundos funcionará a la perfección.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

CREMALLERAS CERRADAS:

¿Quieres que las cremalleras o cierres de tus pantalones, faldas u otras prendas se mantengan en buenas condiciones?. Aplica entonces este truco: cuando vayas a lavarlo, procura que las cremalleras estén siempre cerradas. De esta forma no rozan entre sí o con otras prendas y no se estropean.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

CRISTAL IMPECABLE:

¿Tienes unas mesitas de cristal que se han vuelto opacas?. Prueba a eliminar bien el polvo y a continuación pasa un paño de algodón humedecido con zumo de limón. Frota bien la superficie y deja secar. Elimina la opacidad con ayuda de papel de cocina insistiendo para acabar con las sombras que puedan quedar. Tu mesa quedará impecable y ¡reluciente!.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

CRISTAL RELUCIENTE:

Para que el cristal de una mesa o de un aparador quede brillante, pasa un paño seco para eliminar el polvo de su superficie y, seguidamente, limpia la superficie del cristal con una hoja de papel de periódico impregnada con vinagre de vino blanco. Seca muy bien con más papel de periódico y su brillo te deslumbrará.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

CRISTALERÍA TALLADA:

Cuando tengas que fregar tus copas o vasos de cristal tallado hazlo con agua fríay lavavajillas. Pon en el fondo del fregadero una bayeta para que no choquen y pasa por las zonas talladas y los recovecos un cepillito de dientes suave para desincrustar la posible suciedad. Luego acláralos y sécalos con un paño que no deje pelusa.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

CUBIERTOS CON OLOR:

Algunas veces, las cucharas, cuchillos y tenedores guardan olores que resultan desagradables al volver a utilizarlos. Para poder eliminarlos totalmente, humedece los cubiertos con agua caliente y frótalos con posos de café. Después, sólo tendrás que lavarlos con tu lavavajillas habitual, aclararlos y secarlos muy bien.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

CUBIERTOS DE HUESO:

Si los mangos de tus cubiertos son de verdadero hueso, recupera su esplendor original dejándolos en remojo en un litro de agua con un chorrito de amoníaco. Una vez limpios, sécalos y frótalos con un paño empapado en aceite de oliva. Así los nutrirás y, además de durar más tiempo, su aspecto será precioso.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

CUBIERTOS DE MADERA:

Antes de estrenar el menaje de madera podemos crear una capa protectora frotando los cubiertos con aceite de oliva, aclarando después con agua y volviendo a aplicar otra vez aceite de oliva. De esta forma te durarán más y será más fácil limpiarlos. También puedes utilizar este sencillo truco para los utensilios o vajilla de cocina de madera natural.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

CUCHARONES DE MADERA:

Las cucharas y utensilios de cocina que son de madera cogen un tono feo con el uso. Devuélveles su aspecto dejándolos en remojo en medio litro de agua con dos cucharadas soperas de agua oxigenada.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

CUCHILLOS COMO NUEVOS:

¿Quieres quitar el óxido de los cuchillos?. Pues muy sencillo: coge una cebolla y córtala por la mitad. Según la vayas cortando verás cómo el óxido va desapareciendo. Una forma sencilla y rápida de mantener nuevos tus cuchillos.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

CUERO BLANCO:

Para limpiar un bolso o zapatos de cuero blanco, aplícale en la superficie blanco de España. Sécalo con un paño de lana bien limpio y encéralo. Espera unas 24 horas antes de proceder a sacarle brillo. Quedará como nuevo.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

CUERO NUTRIDO:

Los sillones o sillas de cuero o piel deben nutrirse periódicamente para que no se agrieten o deformen. Puedes preparar esta pasta para tratar la piel: mezcla dos tercios de esencia de trementina y un tercio de cera de abeja. Es una mezcla muy eficaz y barata que bastará aplicar con ayuda de un paño.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

CUERO SIN GRIETAS:

¿Tienes un sofá, sillón o silla de cuero y te gustaría nutrirlo para que no se formen grietas en su superficie?. La mejor forma consiste en encerarlo regularmente con una crema preparada con una parte de vinagre y dos partes de aceite de linaza. Extiéndela sobre la piel con un paño y se mantendrá en perfecto estado.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

DEDAL QUE RESBALA:

¿Te gusta la costura pero odias que el dedal vaya resbalando debido al sudor?. Para que no vuelva a suceder introduce en el dedal un poquito de bicarbonato. Podrás coser sin problemas durante todo el tiempo que precises sin que te caiga.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

DELICIOSO AROMA:

¿Quieres un truco excelente para aromatizar tu hogar de una forma muy especial?. Sólo tienes que poner a hervir en un cazo un poco de sidra. ¡Verás qué delicioso olor se expande por toda la casa!.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

DORADOS RELUCIENTES:

Para que los adornos dorados de tu casa queden limpios y la mar de brillantes, te proponemos un truco casero que les devolverá su esplendor: mezcla dos claras de huevo a punto de nieve con un buen chorrito de limón. Aplica la mezcla sobre las piezas, deja que se seque y, después, frota con un paño suave para sacar brillo. ¡Te pedirán la receta!.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

ENCIMERA PLASTIFICADA:

Si la encimera de tu cocina o cuarto de baño es plastificada y no sabes cómo limpiarla para que quede desinfectada, te indicamos un truco: mezcla un litro de agua con un puñadito de bicarbonato. Humedece en esa agua una bayeta y escúrrela muy bien. Limpia con ella la encimera, sécala después muy bien y ¡listo!.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

ENMASILLAR LA PARED:

Contrariamente a lo que tenemos por costumbre cuando vamos a pintar las paredes, es mucho más efectivo dar una primera mano de pintura antes de enmasillar ya que, de esta forma, se ven con facilidad las imperfecciones de la superficie. Después, se puede poner la masilla, lijar y dar la segunda capa. Si vas con cuidado el resultado será perfecto.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

ESCOBA VIEJA:

¿Ya se ha puesto fea y está demasiado vieja la escoba que usas para barrer?. Si la quieres utilizar un poco más, introdúcela en un cubo con agua caliente (pero que no esté excesivamente caliente) y un buen puñado de sal. Manténla en remojo unas horas y deja secar. Todavía barrerá bien durante unos meses más.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

ESCOBAS Y CEPILLOS:

¿Quieres saber cómo limpiar las escobas y cepillos sintéticos con los que barremos nuestro hogar?. Introdúcelos durante una hora más o menos en un barreño con agua y una cucharada sopera de amoníaco. Después acláralos muy bien y deja que se sequen antes de volver a utilizarlos.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

ESPEJOS DORADOS:

Los espejos antiguos dorados con pan de oro se oscurecen con el paso de los años. Para limpiarlos hay que batir una clara de huevo montada a punto de nieve y mezclarla con una cucharadita de zumo de limón. Humedece en un paño suave y pásalo delicadamente sobre el marco dorado, deja secar y, por último, saca brillo con una bayeta suave de lana.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

ESPONJAS SIN OLOR:

Después de utilizarlas a diario, las esponjas adquieren un cierto olor a húmedo. Para que desaparezca, déjalas en remojo toda la noche con agua caliente y zumo de limón. Por la mañana sólo tendrás que aclararlas.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

FIAMBRERAS CON OLOR:

Cuando se guardan alimentos cocinados en las fiambreras, éstas absorben los olores y, aunque se frieguen bien, siguen "oliendo". Para eliminarlos completamente, lava los recipientes con agua caliente y añade tres cucharadas soperas de bicarbonato sódico por cada litro de agua.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

FREGADERO ATASCADO:

La mejor forma de desatascar el fregadero es echando lejía caliente por el desagüe dejando que actúe una media hora. Después, vierte 2 litros de agua hirviendo. El atasco habrá acabado. Recuerda realizar estos pasos con precaución y ten cuidado, tanto con la lejía como con el agua hirviendo.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

FRIGORÍFICO SIN OLOR:

En el interior del frigorífico, suelen acumularse muchos olores: de frutas que se mezclan, pescado, carne, etc. Para que no huela sólo tienes que introducir dentro de la nevera un bol o cualquier recipiente lleno de leche fresca y caliente.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

FRIGORÍFICO SIN OLORES:

Si por más que lo intentas no consigues que tu frigorífico se desprenda de esos olores desagradables, procura mantener todos los alimentos en buenas condiciones, bien envueltos o en recipientes herméticos cuando se requiera e introduce en el frigorífico un bol con levadura química: ésta evita la formación de esos olores y te librará del problema. Recuerda renovar la levadura una vez por mes hasta que desaparezca el problema.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

GOMA DE LAS PUERTAS DEL FRIGORÍFICO:

Para conservar elásticas las gomas que se encuentran en las puertas que cierran el frigorífico, lávalas periódicamente con agua tibia, sécalas muy bien y pásales cada cierto tiempo polvos talco. Mantendrás así su elasticidad y no se resquebrajarán: tus puertas cerrarán herméticamente y no perderás frío.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

GRASA EN EL MÁRMOL:

Si el mármol de tu cocina o de tu baño presenta manchas de grasa, prepara una pasta mezclando yeso y lejía en la misma proporción. Cubre la mancha con la pasta, deja reposar durante media hora y retírala con cuidado y sin rayar la superficie. Comprobarás como las manchas habrán desaparecido totalmente.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

GRASA EN LAS SARTENES:

¿Tienes alguna sartén que se resiste a eliminar la grasa de su superficie?. Para no tener que estropearla con estropajos o detergentes muy fuertes, prueba a echar en su superficie un chorrito de vinagre; deja que actúe durante 30 minutos y, a continuación, frota con un trozo de papel absorbente de cocina para eliminar la grasa. El vinagre es un poderoso desengrasante que te ayudará a mantener tus sartenes y cazuelas en perfecto estado.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

GRIETAS EN EL TECHO:

¿Quieres pintar de nuevo y no sabes cómo disimular las grietas del techo de la cocina o del baño?. Te proponemos la solución. Derrite jabón y aplícalo sobre la superficie agrietada. Cuando esté seco, ya puedes pintarlo normalmente.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

GRIFOS BRILLANTES :

¿Tienes un rato libre y quieres sacar brillo a los grifos de casa?. Sólo tienes que hacerte con un bol con harina y un paño: espolvorea un poco de harina sobre los grifos, extiéndela bien y frota con el paño. ¡Verás qué relucientes!.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

GRIFOS BRILLANTES 2:

Conseguirás tener la grifería de acero inoxidable en perfecto estado y brillante si sigues nuestros consejos. Para lavarla siempre utiliza detergente líquido y agua caliente. Las manchas las eliminarás frotándolas con amoníaco o alcohol de quemar. Una vez limpio, seca directamente los grifos después de su uso con papel de periódico o una simple toalla.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

GRIFOS SIN CAL:

Por lo general, la salida de agua de los grifos del baño y la cocina van cubriéndose con cal hasta llegar a formar desagradables incrustaciones. Si quieres eliminarlas de una forma natural y ecológica, frótalos con un paño húmedo en el que espolvorearás bicarbonato sódico, y desmonta las partes exteriores e introdúcelas en un vasito lleno de agua y vinagre a partes iguales. Luego, aclara, seca bien y vuelve a montarlas.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

GUARDA LA VAJILLA:

¿Tienes una vajilla que sólo utilizas en las ocasiones especiales?. Para que la porcelana no se descascarille al estar en contacto un plato con otro, coloca entre ellos una hoja de papel de seda o un trocito de cartón.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

GUARDAR ALFOMBRAS:

Si ya ha llegado la deseada primavera en la zona donde vives y quieres empezar a guardar las alfombras de lana que han proporcionado calor a tu hogar, límpialas bien, si no tienen manchas (porque en ese caso van a requerir tintorería), pasando el aspirador por delante y detrás, cubre la superfície con papel de seda blanco y empieza a enrollarlas. Una vez recogidas, envuélvelas con papel de embalar o papel de periódico. Estarán listas para guardar hasta la llegada del próximo invierno.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

GUARDAR BOLSOS:

Actualmente, los bolsos de calidad se suelen vender con su funda, lo que permite guardarlos evitando los roces y la suciedad. Pero, si tienes alguno que no dispone de una bolsa protectora, utiliza una funda de almohada vieja: servirá perfectamente y habrá encontrado una nueva utilidad.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

GUARDAR EDREDONES:

Con el calor encima, es el momento de guardar los edredones bien limpios hasta que vuelva el frío. Si son sintéticos, puedes lavarlos tú misma en la bañera con agua jabonosa; si son de plumas es preferible que los traten en la tintorería. En cualquier caso, para guardarlos es necesario que estén bien aireados y secos y que los introduzcas en bolsas de tela en lugar de bolsas de plástico. Así se mantendrán mucho mejor.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

GUARDAR EL CACHEMIR:

Para cuidar la prenda de cachemir que te has comprado este invierno, antes de proceder a guardarla en el armario hasta la próxima temporada, lávala a mano utilizando un jabón suave que contenga lanolina, sin frotar y aclarando muy bien. Sécala bien extendida sobre una superficie plana y plancha a temperatura suave. Envuelve la prenda en un trozo de sábana blanca y ¡hasta el próximo invierno!.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

HOGAR PERFUMADO:

Consigue para tu hogar un aroma fresco y natural elaborando un sencillo ambientador. Prepara una infusión de menta o poleo en medio vaso de agua hirviendo. Cuando esté fría añade unas gotas de limón y pulveriza toda la casa con la mezcla. Te auguramos que todos los que viven en ella se sentirán encantados con ese nuevo y limpio olor.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

HORNO LIMPIO:

Si has preparado un plato en tu horno pero luego no lo has limpiado y ahora cuesta un poco, introduce en él una bandeja con agua y zumo de limón y deja que se caliente durante 15 minutos. El limón es desengrasante y, al depositarse en las paredes el vapor, desprenderá la grasa que haya quedado en él. Luego, sólo tendrás que pasar una bayeta o un paño humedecido en agua.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

HUELLAS EN LAS FOTOS:

Las fotos, cuando pasan de mano en mano, contienen demasiadas huellas que camuflan su brillo y colores originales. Para eliminarlas, pasa por las fotos un algodón ligeramente humedecido en leche cruda.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

HUMEDAD EN ARMARIOS:

Para eliminar el olor a cerrado y la humedad de los armarios de esas casas que están cerca de la playa o en zonas muy húmedas, no hay nada como introducir carbón en un bote metálico agujereado. Cierra bien los armarios y verás como el carbón acaba absorbiendo esos malos olores.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

INTERRUPTORES LIMPIOS:

Puedes dedicar un día a limpiar todos los enchufes e interruptores de la casa. El primer paso es desconectar la luz, después pasa un paño humedecido en agua y amoníaco que no gotee. Seca bien y, cuando haya transcurrido un cuarto de hora, para que puedan secarse los restos de humedad, podrás volver a dar la luz.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

JABÓN DE PRENDAS DELICADAS:

¿Tienes que lavar alguna prenda delicada y se ha terminado el detergente especial que utilizas habitualmente?. Por esta vez y para salir del paso, utiliza el champú suave que empleas para los niños, aclara bien y deja secar la prenda bien extendida.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

JARABE CON MAL SABOR:

Si tu hijo rechaza sistemáticamente los medicamentos en forma de jarabe por su mal sabor, puedes mitigar el aroma conservándolo en la nevera y dándoselo al niño bien frío. También podrás disfrazar su sabor mezclándolo con alguna bebida fuerte y espesa como, por ejemplo, zumo de melocotón.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

JARRAS Y VASOS DE CRISTAL:

Con el uso y el paso del tiempo, los vasos y jarras de cristal aparecen rayados y opacos. Para que rayas y manchas desaparezcan o para prevenirlas, prepara una mezcla de agua con maicena y frota durante un rato -con una gamuza suave-. Luego, seca con un trapo de algodón. Al repetir la operación tres o cuatro veces las rayas y las manchas desaparecerán.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

JERSEY ENCOGIDO:

Pónlo en remojo con agua y un litro de suavizante durante un día.....¡te sorprenderá el resultado!.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

JUGUETES CON OLOR:

Para eliminar el mal olor que a veces desprenden los juguetes de los niños, límpialos con una esponja humedecida en una solución de 10 gr de bicarbonato sódico por cada 600 ml de agua. Luego lava con lavavajillas y agua, aclara muy bien (especialmente si tu hijo aún está en edad de llevárselos a la boca) y deja secar al aire.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

JUGUETES QUE HACEN RUIDO:

Seguro que tus niños juegan con camiones, coches u otros objetos con ruedas que no te dejan vivir. Para evitar los ruidos, rodea las ruedas de esos juguetes con cinta velcro. Verás cómo no hacen ruido, ellos pueden jugar a sus anchas y a ti no te molestan.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

JUNTAS SUCIAS:

Si las juntas de tu bañera o fregadero de cerámica están sucias y no consigues blanquearlas por más que lo intentas, rocía sobre ellas zumo de limón recién exprimido. Deja que actúe un buen rato y, a continuación, aclara bien. Ten cuidado si el material puede verse afectado por la acidez del limón.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

LACADOS LIMPIOS:

La limpieza de los muebles lacados es muy sencilla porque basta con que pases por la superficie de los mismos un paño humedecido y bien escurrido en agua con una cucharadita de detergente para vajillas. Sólo tienes que frotar suavemente los muebles y la suciedad desaparecerá sin problema. Después, ten la precaución de secar muy bien.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

LADRILLO VISTO:

Las paredes o muro de ladrillo visto que no han recibido algún tratamiento atraen muchísimo la suciedad. La mejor forma de limpiarlas es lavándolas con agua caliente y un poco de sosa, y aclarando bien después. Es muy importante no dejar que los ladrillos se empapen. Y si quieres que duren mucho más tiempo limpios, aplícales una ligera capa de barniz, que ayudará a sellar el poro del ladrillo.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

LÁMPARAS DE CRISTAL:

Para limpiar una lámpara de cristal debes utilizar un paño mojado en una mezcla de alcohol de quemar y agua a partes iguales. Sólo tendrás que frotar bien todas las piezas y, a continuación, secarlas con un trapo seco que no suelte pelusa o bien papel absorbente de cocina. Brillarán.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

LIBRO MOJADO:

¿Se han mojado las hojas de un libro porque te ha caído algún líquido?. Espolvorea sus hojas con polvos de talco, cierra bien el libro y pón encima de él unos pesos (pueden servir unos libros más pesados) para que la humedad no deforme las hojas de papel. Pasados unos días, elimina el talco con un cepillito y listo.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

LIMPIACRISTALES ECOLÓGICO:

Algunos limpiacristales, que se venden en aerosol, pueden ser peligrosos si se inhalan. Una alternativa natural para limpiar los cristales de la casa es utilizar un bote de plástico con espray, llenarlo de agua e introducir dos o tres cucharadas de alcohol de quemar.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

LIMPIAR EL CAREY:

¿Tienes un objeto de carey que presenta algunas manchas?. Podrás eliminarlas frotando suavemente con un algodón impregnado en gasolina. Después es conveniente untar de nuevo el carey con un poco de vaselina o aceite de oliva, sacando brillo por último con un guante de piel vuelta. ¡Quedará como si fuera nuevo!.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

LIMPIAR EL CEPILLO DEL PELO:

Un truco para eliminar la suciedad de los cepillos del pelo es cubrir las cerdas o púas con abundante espuma de afeitar. Deja que actúe media hora y acláralos bien con abundante agua: la suciedad habrá desaparecido.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

LIMPIAR EL CHAROL:

Los zapatos y los bolsos de charol son una tendencia en alza. Para limpiarlos aplica un poquito de margarina con un paño. Seca con un trapo limpio y ¡listo!.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

LIMPIAR JARRONES DE CUELLO ESTRECHO:

Su forma es muy original y bonita pero limpiar el interior de estos jarrones parece una misión imposible. Si quieres hacerlo de una forma fácil prueba con este sencillo truco. Sólo tienes que echar un puñado de sal gorda y añadir un poco de agua bien caliente. Agítalo bien durante un rato y aclara a fondo con agua limpia. Te sorprenderá lo bien que queda en tan sólo unos minutos.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

LIMPIAR LA MELAMINA:

Utilizar productos abrasivos para limpiar los muebles de melamina no es lo más recomendable ya que se rayan muy fácilmente y pueden, además, perder su tono original. Las manchas pequeñas se eliminan frotando con un paño húmedo y bicarbonato. Para las más difíciles hay que emplear pasta de dientes o una preparada a base de bicarbonato sódico y agua. Aclarar y secar.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

LIMPIAR LA TERRACOTA:

Los objetos de terracota nunca se sabe bien cómo proceder para que queden limpios del polvo que se acumula en su superficie porque, al ser un material poroso, penetra en el interior y no se elimina con una sencilla limpieza del polvo. Introduce el objeto en un recipiente con agua caliente y espuma de jabón. Deja que permanezca un buen rato en remojo y frota la superficie con un cepillito suave. Aclara con agua fría y deja secarlo al aire.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

LIMPIAR LAS BOMBILLAS:

Límpialas apagadas y frías, frotando suavemente con un trapo embebido en alcohol de quemar, o con una colonia que te guste para obtener de paso un magnífico ambientador. Los focos halógenos no debes tocarlos nunca con las manos (al mínimo contacto se funden), sino siempre con guantes finos.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

LIMPIAR LAS TAPICERÍAS:

Si quieres limpiar la tapicería de una pared, sofá, cortinas o sillas, mezcla a partes iguales detergente en polvo de lavadora y bicarbonato. Espolvoréalo sobre la tela dejando que actúe durante media hora por lo menos, cepilla bien y pasa el aspirador para eliminar los restos de polvo. Tu tapicería quedará superlimpia.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

LLAVES SUCIAS:

Hay quien se dedica a coleccionar bonitas llaves antiguas. El problema consiste en cómo eliminar la suciedad adherida a ellas a través de años y años. Pues bien, si son de hierro, déjalas en remojo un día entero en una mezcla de dos partes de petróleo y una de aceite. A continuación, lávalas con un cepillo y detergente lavavajillas. Una vez limpias, imprégnalas con un poco de aceite para que no se vuelvan a oxidar.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

LOZA AMARILLENTA:

Si tu vajilla de loza se ha vuelto amarillenta y al lavarla normalmente no recupera su color blanco, prueba a sumergir las piezas en un barreño lleno de agua caliente con dos cucharadas de lejía y dos de bicarbonato. Deja en remojo durante dos o tres horas, lava con tu detergente lavavajillas, aclara y seca muy bien: habrán recuperado su tono.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

MADERA CON RASGUÑOS:

Mezcla aceite de oliva y vinagre a partes iguales y frota tus muebles de madera con esta preparación: los rasguños desaparecerán totalmente. Si luego quieres devolverles el brillo, frota el mueble con aceite de oliva mezclado con unas gotas de vino tinto.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

MADERA DURA:

¿Tienes que introducir un tornillo que se resiste en una madera muy dura?. La solución fácil y efectiva consiste en poner un poco de pulimentador de cera en la punta del tornillo. También puedes emplear sebo pero debes evitar siempre la vaselina o el jabón porque harían que el tornillo resbalase y podría producirse un accidente.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

MADERA NUTRIDA:

Prepara en casa una receta para nutrir los muebles de madera que no están ni pintados ni barnizados. Mezcla cera derretida, cerveza y una cucharadita de azúcar. A continuación, extiéndela con cuidado, deja que se seque y frota después con un paño seco y suave para sacar el brillo de la madera. ¡Quedará perfecta!.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

MAMPARA BRILLANTE:

Si en tu cuarto de baño tienes una mampara de cristal y quieres que siempre esté limpia y libre de manchas de cal, pasa semanalmente por su superficie (por delante y por detrás) una esponja bien embebida en vinagre de vino blanco. Deja que actúe unos minutos y aclara con agua. Por último, seca y saca el brillo. El vinagre no dejará que la cal se instale en la mampara.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

MAMPARA DE PLÁSTICO:

Para limpiar las mamparas de baño que son de plástico, utiliza una mezcla de detergente y amoníaco. Si tiene algunos arañazos aplica un poquito de pasta de dientes y déjala secar. Quedará reluciente.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

MAMPARA SIN CAL:

La cal del agua suele formar una capa blanquecina en las mamparas del baño o de la ducha. Para evitarlas y limpiarlas fácilmente, hazlo con alcohol de quemar: es super eficaz en la limpieza y elimina sin rastro los restos de cal. Y todo ello sin restarle brillo ni belleza al cristal.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

MANCHAS EN EL MÁRMOL:

La mejor forma de eliminar las manchas que presenta una superficie de mármol consiste en frotar las mismas con agua oxigenada (peróxido de hidrógeno al 3%), dejando que actúe durante una hora. Luego será necesario aclararlo muy bien con agua y secar con un paño seco. Las manchas no se resistirán y el mármol quedará perfecto.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

MANCHAS EN ESMALTE:

Si tienes una vajilla esmaltada que presenta algunas manchas en sus piezas, puedes probar a eliminarlas dejándolas un buen rato en remojo con lavandina, aclara, repite la operación y aclara de nuevo. Para sacarles brillo a las piezas, seca bien con un paño.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

MANTA DE ALGODÓN BLANCO:

Si tienes una mantita de algodón que, cuando la lavas, no acaba de recuperar su color blanco, añade al agua del último aclarado unas cucharadas de agua oxigenada. Deja en remojo un buen rato y aclara de nuevo: sin duda, recuperará su luminoso tono blanco.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

MANTEL AMARILLENTO:

Si el tono original de tu mantel era blanco pero ya presenta un cierto tono amarillento lávalo así: déjalo durante dos horas en remojo en agua y un chorrito de lejía de color. Escúrrelo transcurrido ese tiempo, lava normalmente y verás que blanco tan brillante conseguirás.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

MARCAS DE PINZAS:

Cuando tiendes un jersey con pinzas para que no se mueva, siempre quedan marcadas unas antiestéticas señales. Para que eso no ocurra, introduce uno de tus pantys viejos por una manga y sácalo por la otra. Pon una pinza a cada lado del panty y, además de no quedar marcas, se secará mucho antes.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

MARCAS DE VASOS Y BOTELLAS:

Típicas del verano en que se sirven bebidas frías y los vasos y botellas acaban dejando caer el agua, estas manchas acaban deteriorando el aspecto de las mesas de terraza, sobre todo de las de madera natural como teca, pino, etc. Si tu mesa ya presenta esos cercos, seca bien la zona y frota la superficie con un paño embebido en aceite y vinagre. Deja que el líquido actúe un buen rato y, después, retira los restos con un paño seco.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

MARCOS DE VENTANAS:

Los marcos pintados de las ventanas te quedarán muy limpios si los lavas con la mezcla de dos cucharadas de salvado disueltas en un litro de agua. Frota con una bayeta y, por último, seca bien.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

MÁRMOL BRILLANTE:

Para esas superficies de mármol de las mesas o los muebles antiguos que han perdido el brillo, te proponemos recuperarlo de una manera sencilla pero efectiva: limpia bien la superficie con una esponja con agua tibia y jabón neutro, aclara bien, seca y, a continuación, aplica cera siliconada, deja que actúe y pule con un paño muy suave hasta resaltar el brillo.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

MÁRMOL DESLUCIDO:

Si la encimera de mármol de tu cuarto de baño o de tu cocina está deslucida, aplícale una buena capa de vaselina en toda su superfície y déjala actuar durante toda la noche. Por la mañana sólo tendrás que pulir con un paño y verás cómo reluce.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

MÁRMOL IMPERMEABLE:

Si necesitas impermeabilizar un mármol porque este material poroso se encuentra en una zona húmeda, aplica sobre su superficie cera o un abrillantador en pasta o aerosol. No es difícil, pero requiere que lo hagas con tiempo y cuidado. Además, si lo haces bien conseguirás que su color destaque más.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

MÁRMOL SUCIO:

Si una superfície de mármol presenta manchas, frota la zona afectada con una esponja empapada en agua y unas gotas de lejía, aclara bien con agua limpia y seca la superfície. A continuación, aplica una capa de polvos de talco sobre toda la superfície y retíralos con un paño seco. Después, encera con una cera específica para el mármol. Quedará de maravilla.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

MASILLA DURA:

Si te olvidaste de cerrar bien el envoltorio de la masilla y ahora está dura, puedes recuperarla si colocas el paquete sobre el vapor de una cacerola hirviendo. Se reblandecerá en pocos minutos y podrás volver a utilizarla.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

MENAJE DE MADERA:

Para que las cucharas y tenedores de madera no absorban los olores de la comida, antes de utilizarlos por primera vez, déjalos en remojo toda la noche con vinagre de sidra. Ni absorberán los olores ni los retendrán.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

MENAJE DE PLÁSTICO BLANCO:

El menaje de plástico de la cocina acaba, con el tiempo, amarilleando y perdiendo su bonito aspecto. Si te ha ocurrido eso, intenta recuperarlo dejando las piezas en remojo de agua y zumo de limón durante toda la noche. Por la mañana, sólo tendrás que lavarlos como acostumbres y secarlos: seguro que habrán recuperado su tono blanco.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

MERCURIO SEPARADO:

Si todavía conservas un termómetro de mercurio y éste metal se ha dividido en dos partes, no te preocupes porque no se ha estropeado. Simplemente introdúcelo en agua templada y volverá a juntarse, con lo cual podrás seguir utilizándolo normalmente. Y recuerda que el mercurio es un material muy contaminante y tóxico: cuando quieras desprenderte de ese termómetro, llévalo a un punto verde o a tu farmacia.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

MESAS DE MADERA:

La superfície y patas de las mesas de madera oscura que ya no tienen brillo pueden volver a recuperarlo: sólo tienes que mezclar tres partes de esencia de trementina y una de aceite de linaza. Frota con un paño y, una vez seco, pule con uno suave. Verás cómo han recuperado su brillo además de cubrir algún que otro pequeño desperfecto.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

MOHO EN LA MAMPARA:

Para las manchas de moho que aparecen en las mamparas, difíciles de eliminar, puedes utilizar una solución de lejía (15 ml de lejía por cada 600 ml de agua caliente). Después de limpiarla, aclara y seca con un paño. Si el moho aparece en alguna junta y se resiste a marchar, echa unas gotitas de lejía pura con ayuda de un gotero y deja que actúe. ¡No falla!.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

MOHO EN UN MUEBLE EXTERIOR:

Si tienes algún mueble en el jardín con moho, podrás devolverle su antiguo aspecto si le quitas el polvo con un plumero o aspirador, a continuación, impregna muy bien un paño con amoníaco diluido en un poco de agua y frota enérgicamente todo el mueble. Realiza esta operación con guantes y al aire libre y, si es necesario, repite la operación hasta acabar con el moho.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

MOSCAS EN CASA:

¿Tu casa es fresquita y en verano las moscas deciden pasar allí todo el día?. Te decimos cómo puedes ahuyentarlas e, incluso, evitar que entren: esparce bien por toda la casa con ayuda de un rociador unas gotas de esencia de laurel. Huirán sin remedio porque ese aroma no les gusta nada.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

MUEBLES CON GRIETAS:

El paso del tiempo y la sequedad del ambiente hacen aparecer grietas en los muebles, ya que el barniz se seca y agrieta. Para conseguir devolverles su aspecto original sólo tienes que pasar un trapo empapado en una mezcla de aceite de linaza, zumo de limón y alcohol de quemar, mezclados a partes iguales. Haz que penetre bien la preparación y, si es necesario, repite la operación.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

MUEBLES DE CAÑA LIMPIOS:

Muy típicos en terrazas y jardines requieren sólo que se les elimine el polvo. Si presentan suciedad, pueden limpiarse con una esponja mojada en agua caliente con un poco de vinagre o de zumo de limón. Si están bastante más sucios o se han vuelto mates (sobre todo los que se encuentran al aire libre), límpialos primero, y abrillántalos posteriormente con una mezcla de aceite de linaza y esencia de trementina al 50%.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

MUEBLES DE HIERRO SIN ÓXIDO:

Con la primavera llega también el momento de poner a punto nuestro mobiliario de hierro de balcones, terrazas y jardines. Si tus muebles presentan óxido, lo mejor será eliminarlo aplicando petróleo y frotando al mismo tiempo con un estropajo de acero. Después, puedes aplicar una capa de antioxidante minio y pintar de nuevo: tus muebles estarán preparados durante bastante tiempo para sufrir de nuevo la intemperie.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

MUEBLES DE JARDÍN:

¿Tienes en tu terraza o jardín los típicos muebles blancos de plástico y necesitan una buena limpieza?. Para que queden impecables sólo tendrás que lavarlos bien con agua muy caliente, jabón y un chorrito de vinagre. Evita los productos excesivamente fuertes porque acabarán por dañarlos. Aclara y seca bien con un paño.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

MUEBLES SIN BRILLO:

¿Quieres que tus muebles de madera antigua recuperen su brillo original y toda su belleza?. Sólo tienes que eliminar bien el polvo de su superficie y proceder a continuación a limpiarlos con un paño empapado en cerveza. Luego, saca brillo con un paño suave y seco.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

NEVERA LIMPIA:

Si quieres limpiar el interior de tu frigorífico con un producto natural que además tenga un cierto poder bactericida, lava el interior con una mezcla de agua y vinagre en una proporción de mitad y mitad. Quedará limpísima y desinfectada.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

OBJETOS DE BRONCE:

La mejor solución para limpiar un objeto de bronce consiste en pasar una esponja con agua jabonosa por su superficie. Si no está muy sucio, frotar con un paño suave le restaurará el brillo.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

OBJETOS DE METACRILATO:

Este material, muy de moda desde hace algún tiempo, se puede lavar con agua, jabón y amoníaco, pero siempre con un paño ya que podría rayarse. Para incrementar su brillo, pásale después, cuando esté ya seco, un paño humedecido en limpiacristales y seca bien con otro paño seco.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

OLLA QUEMADA:

Si tienes una olla con restos de comida pegados porque se han quemado en el interior, tal cual ponla al fuego, echa una tacita pequeña de lejía y un litro de agua, y cuando empiece a hervir, apaga el fuego. Deja que repose hasta que el agua se enfríe: los restos de alimento se desprenderán por sí solos y no tendrás que vértelas frotando y rascando.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

OLLAS MATES:

Las ollas que se utilizan mucho acaban por perder el brillo y es difícil devolvérselo. Sin embargo, puedes probar mezclando tres cucharadas colmadas de almidón de maíz (maicena) con medio litro de agua y restregar la superficie de las ollas con esta mezcla. Deja que se seque y frota con un paño seco. ¡Les devolverá parte de su brillo!.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

OLORES EN EL FRIGORÍFICO:

La mezcla de alimentos provoca que la nevera, a menudo, despida olores algo desagradables. Si quieres eliminarlos compra un par de trozos de carbón vegetal y colócalos en el interior del frigorífico, en dos estantes diferentes y los vas cambiando cada tres meses. Resultará igualmente efectivo si dejas durante un tiempo una botella de soda abierta.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

PAELLERAS SIN ÓXIDO:

Tras muchas y apetecibles paellas preparadas, la paellera presenta restos de óxido. Déjala otra vez en condiciones limpiándola bien con vinagre. Luego, frótala con medio limón y, por último, y tras un buen aclarado, sécala bien y pásale un paño empapado en aceite. Ya está lista para guardar.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

PANTALLAS DE LÁMPARAS DE TELA:

Si tus lámparitas tienen las pantallas de tela, es evidente que no pueden lavarse, pero las dejarás limpias pasándoles un cepillito suave (como el del pelo de los bebés) o el aspirador para eliminar el polvo. Después, rocía las pantallas con espuma seca. Sigue las instrucciones de limpieza y te quedarán perfectas.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

PANTALLAS DE PLÁSTICO:

¿La pantalla de plástico de tu lámpara está sucia?. La limpiarás fácilmente y te quedará la mar de bien si la frotas con una esponja suave humedecida en agua con un chorrito de detergente lavavajillas. Enjuaga con cuidado pasando varias veces la esponja humedecida en agua y deja que se seque.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

PANTALLAS DE TELEVISIÓN:

Las pantallas de las televisiones de LCD o plasma son delicadas y requieren una limpieza cuidadosa y específica. En las tiendas de electrodomésticos te indicarán cómo limpiarlas pero, para mantenerlas diariamente conviene que les pases una gamuza de limpiar gafas por la superficie para evitar que el polvo se adhiera.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

PANTALONES SINTÉTICOS:

La fibra sintética y tecnológica de plena actualidad en las prendas y especialmente en los pantalones hace que, al plancharlos, aparezcan brillos. Para evitarlo, plánchalos a partir de ahora, con un trapo húmedo y empapado en vinagre. Verás como esos molestos brillos no aparecen.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

PAÑOS CON PELUSA:

Si has comprado algunos paños para secar la vajilla que sueltan pelusa quedando adherida en los platos y vasos, prueba a dejarlos un par de horas en remojo de agua con almidón. A continuación, lávalos como acostumbres aunque no debes utilizar suavizante, sécalos y plánchalos. Ya no volverán a soltarla.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

PAÑOS MÁS ABSORBENTES:

Para que los trapos de limpiar el polvo sean más efectivos, suaves y dejen las superficies mucho más brillantes, añade al agua del último aclarado un chorrito de glicerina. Sólo tendrás que escurrir bien el paño y dejar que se seque.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

PAÑOS SIN MANCHAS:

Si los paños de cocina no te quedan todo lo limpios que esperas, déjalos en remojo con tu detergente habitual y añade al agua un chorrito de lavavajillas concentrado. Éste desincrustará la grasa y eliminará las manchas con mucha más facilidad.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

PAÑOS Y DELANTALES LIMPIOS:

¿Tus paños de cocina y delantales no acaban nunca de estar completamente limpios porque siempre quedan manchas que no desaparecen?. Para esas manchas que se resisten tenemos un truco excelente: introduce los paños y delantales en un remojo de agua tibia con un chorrito de amoníaco. Deja en remojo durante una hora, lava las prendas en la lavadora y ¡listos!.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

PARABRISAS SIN VAHO:

Para que el parabrisas escupa mejor el agua de la lluvia y evitar el vaho que se forma en el vidrio en la época de frío y heladas, pasa una patata cortada por la mitad por ambas superficies. Es un excelente trucoen aquellas zonas muy frías y lluviosas.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

PARQUET GASTADO:

Si tu parquet muestra un aspecto deslucido y ahora no es el momento de llamar a un profesional para que le devuelva su tono, bárrelo bien y frótalo con un cepillo humedecido en agua caliente y lejía. Aclara, deja secar bien y, pasadas dos horas, aplica la cera abrillantando después con un paño de lana. Quedará casi perfecto.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

PARQUET QUE CRUJE:

Si el parquet de tu casa cruje al pisarlo porque alguna lama de madera se ha despegado o ha cogido un cierto movimiento, podrás arreglarlo eficazmente introduciendo, con una jeringuilla, parafina derretida por las ranuras. Deja que se seque bien y elimina los restos que puedan quedar en la superfície. Verás que, una vez seca, la tablilla ya no se mueve.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

PEGAR MADERA:

Cuando tengas que pegar algunos trozos de madera, añade un poquito de serrín a la cola de carpintero que vas a utilizar. Te aseguramos que, una vez unidos, nunca volverán a despegarse esos trozos.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

PERLAS IMPECABLES:

Puedes conservar tus perlas en perfectas condiciones si tienes la precaución de guardarlas en un paño en el que espolvorearás polvo de magnesia (de venta en droguerías). De vez en cuando, póntelas, porque las perlas necesitan el contacto con la piel para brillar.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

PIEL DE SERPIENTE:

Si quieres limpiar un bolso, zapatos o cinturón de piel de serpiente, lagarto u otro reptil delicado, hazlo con un algodón empapado en leche de almendras. Frota con suavidad la piel, deja secar y lustra con un paño bien limpio y siempre moviéndolo en el sentido de la escama, sin levantarla. Te quedará perfecta.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

PINCELES SECOS:

¿Se han secado los pinceles de pintar?. Ahora puedes devolverles su flexibilidad si introduces las cerdas en vinagre hirviendo. Déjalos en remojo un buen rato y, después, sólo tendrás que aclararlos con agua antes de utilizarlos.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

PINTAR CON RAPIDEZ:

Conseguirás acabar de pintar en poco tiempo los barrotes de tu balcón si en vez de utilizar el clásico pincel usas una esponja empapada en pintura. Eso sí, procura colocarte unos guantes de goma y esparcir papeles de periódico por el suelo para no manchar.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

PINTAR EL BALCÓN:

Conseguirás acabar de pintar en poco tiempo los barrotes de tu balcón si, en vez de pincel, usas una esponja empapada en pintura. Eso sí, procura colocarte unos guantes de goma y esparcir papeles de periódico por el suelo para no mancharlo.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

PLANCHAR BORDADOS:

Si tienes alguna sábana o colcha con bordados que nunca quedan bien al plancharlos, prueba de esta manera: cuando la pieza todavía esté húmeda, pon una toalla mullida sobre la tabla de planchar y coloca el relieve del bordado hacia abajo sobre ésta. Plancha bien por el revés y verás que bien queda.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

PLATA BRILLANTE:

Para recuperar el brillo de tus objetos de plata y eliminar la suciedad, introdúcelos en una cacerola llena de agua y tápala con una hoja grande de papel de aluminio. Pónla al fuego y, cuando empiece a hervir, retírala. Saca las piezas y frótalas bien con un paño que no suelte pelusa. ¡Verás qué bonita queda tu plata!.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

PLATA LIMPIA:

Para que los cubiertos de plata, o esos objetos que te gusta mostrar especialmente en las fiestas de Navidad, luzcan brillantes y bonitos límpialos con un poco de tiempo utilizando este truco: prepara una pasta con bicarbonato y agua y, tras frotar los cubiertos o el objeto con ella, lávalos para eliminar los restos del producto y sécalos con un paño muy suave. ¡Brillarán como nunca y sin usar productos fuertes!.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

PLATOS CON OLOR:

A veces notamos que hay platos o fuentes que no huelen muy bien al haber absorbido, probablemente, olores fuertes. Para eliminarlos lávalos en agua salada o añade un poco de amoníaco (siempre que el material no sea poroso) al agua jabonosa caliente. Otro truco que va de maravilla es añadir al agua un poquito de mostaza en polvo. En cualquiera de los casos, aclara siempre muy bien y seca.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

POLOS IMPECABLES:

En verano, los polos se utilizan mucho y el cuello acaba perdiendo su forma. Mezcla 200 cl de agua con tres cucharadas soperas de vinagre de vino blanco, introdúcelo en una botella con spray y pulveriza el cuello para humedecerlo. ¡No te fallará y quedarán impecables!.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

POMOS DORADOS:

Los pomos o manetas de las puertas que son dorados quedan de maravilla si, después de eliminar regularmente el polvo de su superficie, pasas un paño empapado en vinagre y, a continuación, frotas muy bien con un paño seco. Además, el brillo durará mucho tiempo.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

PRENDA DESTEÑIDA:

Cuando una prenda se destiña durante la colada y no puedas utilizar lejía para blanquearla, hierve durante un cuarto de hora 20 hojas de laurel en un litro de agua. Cuela el agua, y cuando esté fría, deja la prenda en remojo un par de horas. Para que quede impecable bastará con que la aclares bien con agua.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

PRENDAS AMARILLENTAS:

El sol es un blanqueador natural excepto en el caso de la seda y el nailon, que aún pueden amarillear más. Si quieres utilizar un antiguo remedio para blanquear tus prendas de algodón deja la ropa al sol enjabonada durante unas horas. Luego, lava y aclara.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

PRENDAS DESTEÑIDAS:

Si una prenda ha cogido color del desteñido de otra, llena una olla con agua y cuando hierva, añade de siete a diez hojas de laurel. A continuación, apaga el fuego, introduce la prenda y déjala en remojo removiendo de vez en cuando la prenda. Notarás como el color se va quedando en el agua.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

PROTEGE TUS CUADROS:

¿Te gusta decorar tu casa con cuadros?. Si es así, seguro que has iluminado alguno de ellos para que destaque especialmente. Sin embargo, queremos recordarte que, en ese caso, es preferible que utilices lámparas, bombillas o focos que no den calor ya que pueden perjudicar a la pintura. Lo mismo sucede con el calor de las calefacciones, chimeneas directas o las conducciones de agua caliente que puedan pasar cerca de ellos. Ten cuidado y te durarán muchísimos años.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

PUERTAS LIMPIAS:

Las puertas de madera pintadas de blanco son muy delicadas. Para tenerlas en perfecto estado pasa un paño con esta mezcla: 1/4 de litro de agua oxigenada y 1/2 litro de vaselina líquida. Utiliza un trapo que no suelte pelusilla y frótalas haciendo círculos. De esta forma las mantendrás siempre limpias y sin dañar su pintura.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

PUERTAS PINTADAS:

Las puertas de madera pintadas de blanco son muy delicadas. Puedes tenerlas en perfecto estado si les pasas un trapo con esta mezcla: 1/4 de litro de agua oxigenada y 1/2 litro de vaselina líquida. Utiliza un paño que no suelte pelusilla y frota la superficie de las puertas formando círculos.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

QUEMADORES CON GRASA:

Si los quemadores de tu cocina han acumulado tanta grasa que, al fregarlos, no acaba de desaparecer, déjalos toda la noche en un remojo de aguarrás. Por la mañana sólo tendrás que pasarles un estropajo jabonoso y aclararlos muy bien para que queden relucientes. Este mismo truco puedes utilizarlo para las parrillas que presentan grasa.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

QUEMADORES LIMPIOS:

Para limpiar los quemadores de la cocina y que queden limpios y sin restos que puedan obstruirlos, introdúcelos en un recipiente con vinagre de vino, deja que reposen un ratito y, a continuación, frota los agujeros y hendiduras con un cepillito de dientes viejo. Por último, friégalos con detergente para vajillas, escurre y seca muy bien. Si haces esta operación cada 15 días, tus quemadores se mantendrán en perfecto estado siempre.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

QUEMADURA EN LA ENCIMERA:

¿Se ha quemado ligeramente la encimera de madera?. Para disimular la parte quemada, aplica un poco de agua oxigenada de 90 volúmenes. Después, extiende un poco de pasta de madera y lija cuando esté seca. Si el color no queda igual busca un tinte o pintura que asemeje el tono original.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

QUITAR CHICLES:

Mete la prenda en una bolsa de plástico y al congelador durante una hora, y si el pegote es pequeño, puedes sacarlo con un poco de paciencia frotando con un cubito. ¡Podrás sacarlo fácilmente!.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

RADIADORES EN REPOSO:

Para mantener los radiadores en perfecto estado en verano, mientras no se usan, conviene quitarles el polvo por dentro y por fuera y pasarles una esponja jabonosa. Sécalo bien y repite la operación de nuevo cuando lo vayas a poner en marcha el próximo invierno.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

RASO NEGRO:

¿Tienes unos zapatos de raso negro que no sabes cómo limpiar?. Pues sólo tienes que tomar nota de nuestro truco: calienta al baño María y con mucha precaución un poco de alcohol y frota los zapatos con un paño empapado en él (que no deje pelusa). ¡Verás cómo recuperan su belleza!.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

RAYA PERFECTA EN LOS PANTALONES:

Para que al planchar tu pantalón la raya quede perfecta y no se deshaga durante el día, dále la vuelta a la prenda y frota, a lo largo de la raya, con una pastilla de jabón antes de proceder al planchado. Si la planchas con ayuda de un paño húmedo sobre la tela del pantalón, conseguirás que éste quede impecable.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

RECIPIENTES DE PLÁSTICO:

¿Acostumbras a conservar los alimentos y las comidas en estos imprescindibles recipientes de plástico herméticos?. Entonces, sin duda, habrás notado que, muchas veces, no se puede eliminar el olor que queda en su interior con un simple lavado. Por eso, cuando suceda, lava el recipiente con detergente de vajillas, aclara y seca bien y, después, introduce en su interior un par de hojas arrugadas de papel de periódico. Cierra el recipiente, déjalo así unas horas y, cuando lo abras, los olores se habrán esfumado.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

RECIPIENTES QUEMADOS:

Los cazos, ollas y sartenes acaban adquiriendo un color negruzco en la base de tanto utilizarlos. Si quieres limpiarlos, espolvorea sobre la superfície un buen puñado de bicarbonato sódico y añade unas gotas de agua. Deja que reposen durante dos o tres horas y elimina la pasta formada frotando con un estropajo. Las manchas desaparecerán.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

REDUCE EL TIEMPO DE PLANCHA:

Planchar ocupa mucho tiempo y consume mucha energía. Te explicamos cómo hacerlo más rápido y gastando menos: tiende la ropa estirándola bien, cuelga los pantalones respetando su raya y blusas, camisas y vestidos, colgados de una percha y sujetos por unas pinzas. Al recogerla seca, sigue manteniendo esa forma y dobla bien la ropa. Cuando vayas a plancharla necesitarás menos esfuerzo y tiempo para dejarla impecable. ¡Apúntate a nuestro consejo!.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

RELLENO DE ALMOHADA:

Los rellenos de almohada, por protegidos que estén con fundas, acaban acumulando polvo y, sobre todo, olores. Para lavarlos, introdúcelos en la bañera y cúbrelos con agua, un chorrito de detergente y otro de amoníaco. Déjalos en remojo, lava y, por último, acláralos perfectamente. Sécalos al aire libre (a la sombra) bien extendidos para que no se deformen.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

RELOJ EMPAÑADO:

Si has olvidado quitarte el reloj al ducharte o fregar los platos y el resultado es que toda la esfera se ha empañado por completo, podrás solucionarlo sin estropear definitivamente el reloj introduciéndolo dentro de un vaso que llenarás de arroz seco. Déjalo sumergido en él durante 24 horas y cuando vuelvas a cogerlo, el arroz habrá absorbido la humedad. ¡Nunca falla!.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

REPARA EL CAJÓN:

Los cajones de madera de armarios y cómodas dejan, en ocasiones, de deslizarse bien, porque la madera se dilata. Si quieres repararlo como un profesional, saca el cajón y lija bien la zona ensanchada hasta que vuelva a entrar bien en las guías. Para acabar, aplica a la madera una fina capa de parafina y la protegerás de la humedad y de un futuro mal deslizamiento.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

REUTILIZA LOS CORCHOS:

No tires los tapones de corcho de las botellas. Puedes utilizarlos para pinchar en ellos tus agujas de tejer o los juguetes de los niños que llevan palos (como los globos). Así evitarás que se pinchen o se hagan daño y, si prefieres desprenderte de ellos, recuerda que deben echarse en la bolsa de basura orgánica con los restos de alimentos.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

RIELES DE MADERA:

¿Los rieles de tus cortinas son de madera?. En ese caso ten la precaución de encerarlos cada temporada para mantenerlos en perfectas condiciones que las anillas se deslicen con facilidad sin rayarlos.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

ROMPER UN CRISTAL:

¿Tienes que romper un cristal y no sabes cómo hacerlo para que los daños sean mínimos?. Toma las precauciones necesarias para no herirte ni que los cristales se esparzan por toda la casa: coloca tiras de cinta adhesiva, de arriba a abajo, de izquierda a derecha y en diagonal sobre ambos lados del cristal; después cubre el cristal con un paño para golpearlo y romperlo con ayuda de un martillo y hazlo siempre en posición horizontal sobre el suelo o sobre una manta vieja que te servirá para recoger los trozos y eliminarlos. Y recuerda, que los cristales deberás llevarlos a un punto verde de tu pueblo o ciudad.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

ROPA MÁS BLANCA:

Si notas que la ropa blanca de tu armario amarillea o presenta las dobleces algo más amarillentas que el resto del tejido, introdúcela en la lavadora y añade al detergente habitual un buen chorrito de soda. Cuando la vayas a tender habrá recuperado su blanco original.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

ROPA NEGRA SIN TONO:

Si notas que alguna prenda que lavas en casa ha perdido el tono negro, aclárala de nuevo dejándola en remojo de agua tibia con un buen chorro de vinagre de vino blanco. Lo más probable es que la prenda aún conserve restos de jabón que no se aclararon bien en su momento. Seguro que no vuelve a suceder si aplicas este truco.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

ROPA QUE DESTIÑE:

Si tienes una pequeña sospecha de que la prenda que vas a lavar va a desteñir y, seguramente, manchar el resto de la colada, aplica primero nuestro sabio truco: introduce la prenda en un barreño y hazle un prelavado con agua a la que agregarás un buen puñado de sal; deja reposar un cuarto de hora, escurre y lávala. No desteñirá.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

ROPA QUEMADA POR LA PLANCHA:

Puedes solucionarlo frotando la zona con agua oxigenada rebajada al 50% junto con un chorro de limón. Evita secarla al sol.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

SÁBANAS BLANCAS:

¿Notas que las sábanas que antes eran blancas presentan ahora un ligero toque amarillento?. Si quieres devolverles su blancura reluciente, prueba a dejarlas durante toda la noche en remojo de agua con vinagre blanco (5 litros de agua y casi medio litro de vinagre) y una taza de perborato. Al día siguiente, lávalas como acostumbres. ¡Recuperarás una blancura sin igual!.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

SANITARIOS BRILLANTES:

Si quieres que tus sanitarios presenten un interior brillante como cuando eran nuevos (sobre todo si vives en una zona con agua muy calcárea), rocía por las paredes de bañera , lavabo e inodoro un buen chorro de vinagre que dejarás que actúe durante 10 minutos. El vinagre se comerá la cal y los sanitarios volverán a relucir cuando los aclares y los seques.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

SARTENES QUE SE PEGAN:

Si notas que en alguna sartén de las que acostumbras a usar los alimentos se pegan, prueba a hacer lo siguiente: coge la sartén limpia y colócala en el fuego con un puñado de sal gorda en su interior. Cuando la sal empiece a hacer ruido y salte, retírala del fuego y frótala con un trapito. Engrásala con un poco de aceite y, después, elimínalo con la ayuda de un papel de cocina.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

SE ACABÓ FREGAR BANDEJAS DE HORNO:

¿Te da rabia fregar las bandejas de horno?. Cada vez que las uses forra la bandeja con papel vegetal de cocina. Encima del papel puedes poner la carne, el pescado o cualquiera de tus recetas favoritas. Cuando el plato ya esté listo y lo vayas a servir a tu gusto te darás cuenta de que no queda nada pegado en la bandeja. ¡Además el jugo no se ha consumido!. Desecha el papel vegetal y alucina al ver que la bandeja queda limpia en menos de un minuto.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

SIN BETÚN:

¿Te has quedado sin betún y tienes que limpiar sin demora tus zapatos?. Pues bien: pela una naranja y pasa la parte blanca de la monda sobre el zapato. Deja secar un minuto y frota bien con un paño. Te sorprenderá el brillo que lograrás sacarle a la piel de tu calzado.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

SIN CUCARACHAS :

Eliminar las cucarachas de las casas o viviendas pasa, sobre todo, por mantenerlas limpias, libres de humedades y bien aireadas. Por eso, si en tu casa has notado su presencia, evita la suciedad y charcos de agua o humedad bajo el frigorífico, lavadora u otros electrodomésticos, o incluso fregaderos o lavabos, limpia bien y airea o ventila los espacios con regularidad. La utilización de un producto anticucarachas ayudará a prevenir su aparición.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

SIN CUCARACHAS 2:

En verano, las cucarachas hacen su aparición sin remedio, debido al calor. Si quieres eliminarlas rápidamente, prepara una pasta compuesta por mantequilla, harina y ácido bórico a partes iguales. Distribuye la pasta en las zonas de paso de las cucarachas. En poco tiempo notarás que han desaparecido.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

SIN INSECTOS:

Con el buen tiempo, apetece dejar las ventanas abiertas sino fuera porque siempre acaba colándose algún insecto indeseado. Para evitar que entren en tu casa, deja encendida, cerca de las ventanas, una barrita de sándalo (si es que ese aroma es de tu agrado). Su olor hará que huyan al tiempo que dejará aromatizado tu hogar.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

SIN MOHO:

¿Has notado que las cortinas de tu bañera o el interior de la tapa del WC presentan manchitas de moho?. Si quieres eliminarlas con facilidad, pasa por su superficie un paño empapado en agua oxigenada. Las limpiarás fácilmente y tardarán mucho más en aparecer. ¡Pruébalo!.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

SIN MOSQUITOS:

Si quieres ahuyentar los mosquitos de tu cocina, habitaciones o cualquier otra estancia de la casa coloca unas cuantas macetas en las ventanas con albahaca (Ocimun basiliscum) o hierbaluisa (Aloysia tripilla). Los mosquitos detestan su aroma y procurarán no acercarse a ellas.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

SIN PICOR:

Si tu hijo se queja siempre en el baño de que le entra jabón en los ojos, ponle un poquito de vaselina en las cejas antes de proceder a lavarle el pelo: ya no entrará más jabón en sus delicados ojos.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

SIN POLILLAS:

Si te molestan los insecticidas y quieres evitar las polillas en los armarios, que parece que vuelven a aparecer, coloca unos granos de pimienta negra en los estantes o en el interior de bolsitas que colgarás con un cordón en las perchas. Recuerda renovarlo cada tres meses y las polillas no osarán acercarse.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

SIN SUAVIZANTE:

¿Has lavado un delicado jersey de lana o cachemira a mano y te das cuenta de que no te queda suavizante?. Sustitúyelo en esta ocasión por un poquito de crema suavizante para el cabello. Las fibras se suavizarán y la lana no quedará apelmazada.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

SISAL MANCHADO:

Las alfombras de sisal están muy de moda y en verano son muy refrescantes. Si la que tienes en casa se ha manchado, podrás eliminar las manchas frotando con un cepillo humedecido en agua con sal y limón. ¡Verás que bien queda sin tener que hacer demasiado esfuerzo para limpiarla!.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

SOMBREROS DE PAJA:

Vuelven a estar de plena actualidad esta primavera para proteger el rostro de los rayos solares. Si tu sombrero de paja se ha manchado o está demasiado rozado, límpialo por el interior y por el exterior con ayuda de un cepillito suave mojado en el zumo de un limón mezclado con la clara de un huevo.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

SOMIER RUIDOSO:

Con el paso del tiempo, los somieres metálicos de las camas empiezan a hacer ruido. Cuando ocurra, empapa los hierros con pulimento para madera y deja secar. No volverás a oírlos.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

SUAVIZANTE CASERO:

¿Quieres preparar tú misma un producto suavizante para la ropa que sea efectivo, barato y ecológico?. Introduce en una botella de plástico dos partes de agua, una parte de bicarbonato, el zumo de medio limón y una parte de vinagre de vino blanco. Mezcla bien cada vez que lo utilices y echa un vasito pequeño de líquido bien mezclado por cada lavado.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

SUAVIZANTE NATURAL:

El suavizante que utilizas para dar esponjosidad y olor a tu ropa limpia es una sustancia química que se acaba adhiriendo a las tuberías. Si quieres probar a utilizar un suavizante más natural, echa en el agua del último aclarado un chorrito de vinagre y añade unas gotas de aceite esencial de lavanda u otro aroma de tu elección en el agua del aclarado final. Te gustará y la naturaleza te lo agradecerá.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

SUELO DE BARRO:

Para limpiar bien un suelo de barro rústico elimina los restos de cemento con sosa caústica; luego aplica aceite de linaza por toda la superfície y deja que el barro absorba el aceite. Por último da una capa de cera. Verás qué bonito queda.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

SUELO DE LINÓLEO:

Si el suelo de tu casa o de alguna habitación es de linóleo, debes saber que la mejor forma de mantenerlo limpio y en buenas condiciones consiste en lavarlo con una mezcla de agua jabonosa y una taza de vinagre por cada dos litros de agua. Aclara bien y deja secar. ¡Quedará parfecto!.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

TALADRAR UN AZULEJO:

Si tienes que hacer un agujero en una baldosa o azulejo, te damos un truco sencillísimo para evitar que se rompa: haz una cruz con esparadrapo de tela en la zona donde tengas que taladrar; así la broca no resbalará y podrás taladrar sin dificultad y sin roturas.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

TARROS DE CRISTAL:

Si tienes algún tarro de cristal que ha contenido alimentos y han dejado su "aroma", podrás reutilizarlo si lo lavas bien con detergente y, después de aclararlo, lo introduces abierto en el frigorífico durante un par de horas. El olor del antiguo alimento habrá desaparecido.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

TELÉFONO LIMPIO:

Para limpiar la suciedad del teléfono que existe aunque no nos demos cuenta de ello, utiliza un algodón humedecido en alcohol de quemar. Procura que el líquido no gotee ya que puede estropear el aparato. Y no lo sustituyas por alcohol para el cuidado de las heridas: estropearía sin remedio los materiales del teléfono.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

TERGAL IMPECABLE:

Las prendas de tergal, aunque cada vez se utilizan menos debido a que han salido otros tejidos tecnológicos que lo han sustituido, suelen acumular electricidad estática, lo que hace que pierdan su caída y se peguen al cuerpo. Para evitarlo, al lavarlas, añade siempre suavizante en el último aclarado.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

TERRAZA CON HORMIGAS:

Si con el buen tiempo han aparecido esas insistentes e invasoras hormigas en tu terraza o jardín, coloca un montón de tiestos que contengan lavanda y espliego: las hormigas odian esos aromas y no tendrán más remedio que buscarse otro hogar.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

TIJERAS AFILADAS:

Si necesitas que tus tijeras corten bien sin necesidad de afilarlas, introdúcelas en un recipiente en el que mezclarás gasolina y aceite. Deja las tijeras en remojo durante unas horas, sécalas bien y ¡verás qué bien cortan!.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

TIJERAS OXIDADAS:

Si tus tijeras están oxidadas y no tienes cerca un lugar donde te las puedan afilar y poner a punto, no las tires porque aún pueden servirte durante mucho tiempo. Sólo tienes que pasarles un trapo o algodón embebido en petróleo y frotarlas a continuación con un paño mojado en sal. Verás que bien quedan.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

TOALLAS FRESCAS:

¿Te gustaría que tus toallas desprendieran siempre un olor fresco y limpio?. Pulverízalas mientras las planchas con unas gotas de extracto de lavanda o pino, plánchalas y déjalas secar bien antes de guardarlas para que no retengan la humedad.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

TU ROPA SIN ARRUGAS:

Si tienes alguna prenda difícil de planchar, al sacarla de la lavadora dóblala y métela en una bolsa en el congelador durante toda una noche. Verás lo fácil que es quitar las arrugas.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

UN AGUJERO MÁS EN TU CINTURÓN:

¿Te has comprado un cinturón y le falta un agujero para dar con tu talla?. Pues calienta una aguja fina de tejer y pincha con ella donde quieras hacerte el otro agujero del cinturón. Es conveniente que hagas una señal con tiza para no equivocarte.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

VAPORIZADOR DE PERFUME:

Si acostumbras a trasladar tu perfume a un vaporizador de bolso, te resultará útil saber cómo limpiarlo, eliminando además el olor de anteriores fragancias: lávalo a fondo con agua haciendo que pase también por el tubo. Luego, rellénalo con alcohol de 90º y vuelve a realizar la misma operación. Vacíalo e introduce otra vez alcohol, dejando que repose una media hora. Por último, mantén el frasco abierto y vacío un día entero antes de volver a llenarlo con tu nuevo perfume.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

VASOS QUE SE ROMPEN:

Seguro que más de una vez, al echar agua o un líquido muy caliente en un vaso de cristal, te has quedado con los cristalitos del vaso roto. Para que no vuelva a pasar en el futuro introduce una cucharilla en el vaso, antes de verter el líquido, y colócalo sobre una bayeta húmeda. No volverá a producirse el percance.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

VELAS QUE DURAN MUCHO TIEMPO:

Si quieres que tus velas ardan durante más tiempo y desprendan aroma, mételas un par de horas en la nevera o el congelador antes de quemarlas, pero no te olvides de envolver las mechas con un poco de plástico de cocina para evitar que absorban demasiada humedad y luego cueste encenderlas.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

VENTANAS DE ALUMINO O PVC:

La mejor forma de limpiar los marcos de este tipo de ventanas consiste en no dejar que el polvo se deposite en ellas. Si aún así pasa, límpiala con una mezcla de alcohol y un chorrito de amoníaco. Procura realizar esta operación con las ventanas bien abiertas y la estancia aireada. Una bayeta humedecida en la mezcla será suficiente para llevarse la suciedad.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

VENTANAS DE METAL:

¿Tienes en casa alguna ventana de metal que no acaba de recuperar su tono satinado aunque están muy limpias?. La próxima vez que las laves y seques, frota el aluminio bien seco con un paño en el que echarás un chorrito de glicerina líquida. Esparce muy bien con el paño. ¡Verás qué bien queda!.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

VISILLOS SUPERLIMPIOS:

Una vez lavados como acostumbres los visillos de tus ventanas, pónlos en remojo durante un par de horas con agua en la que disolverás una bolsita de levadura química de pastelería. ¡Quedarán blanquísimos!.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

WC SIN MANCHAS:

Para limpiar los inodoros que presentan manchas de óxido, tenemos un truco sencillo y muy efectivo de realizar: mezcla el zumo de un limón con dos cucharadas soperas de bórax, aplica la mezcla sobre las zonas manchadas y deja que actúe. Después, frota con un estropajo y deja correr el agua. Quedará sin rastro.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

ZAPATOS DE ANTE:

Si quieres que tus zapatos de ante queden la mar de limpios, debes frotarlos con un cepillito pequeño humedecido en agua que contenga unas gotas de amoníaco. Déjalos secar y podrás utilizarlos con una presencia impecable las veces que quieras.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

ZAPATOS DE CHAROL:

¿Tienes unos zapatos de charol que ya están algo deslucidos y han perdido su antiguo brillo?. Si quieres utilizarlos aún durante un tiempo, pasa por su superficie un paño suave impregnado de limpiador a la cera para muebles, deja que lo absorba y saca brillo con otro paño seco y suave: la cera del producto les dará el brillo que les falta aunque, eso sí, notarás que el polvo se adhiere con mayor facilidad a la superficie del zapato.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

ZAPATOS DE PIEL MOJADOS:

¿Se han mojado esos bonitos zapatos de piel con la lluvia?. Recuerda que, en invierno, es mejor mantenerlos alejados de la calefacción porque los estropeará. Sencillamente, sécalos con papel absorbente de cocina, límpialos y pásales una capa de aceite de ricino. Introduce en el interior papel de periódico y coloca los zapatos de lado. Por la mañana, retira el papel húmedo y quedarán como nuevos.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

ZAPATOS NUEVOS:

¿Has comprado unos zapatos nuevos cuya suela resbala?. Lo tienes muy fácil para solucionarlo con nuestro excelente truco: pasa por la suela un trozo de papel de lija haciendo que la superficie quede algo rugosa: ¡dejará de resbalar inmediatamente!.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

ZAPATOS QUE DESTIÑEN:

Es típico de la primavera y del verano, en que nos quitamos las medias y los calcetines, que algunas pieles, mezcladas con la humedad de los pies, nos dejen manchas. Para evitar que los zapatos destiñan, hay que limpiarlos a conciencia el interior (¡ojo, sólo por dentro!) con un algodón humedecido en una solución de alcohol y agua. Luego, deja que se sequen. Cuando te los vayas a poner, sería conveniente que apliques en los pies un poco de polvos de talco para evitar la humedad en el interior del zapato.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR

ZAPATOS SIN ROZADURAS:

Cuando te compres unos zapatos nuevos, para que no te hagan rozaduras, hay que impregnarlos por dentro con crema corporal, mojándolos un poco. Se darán de sí y se adaptarán a tu forma sin dañarte el pie.

VOLVER A ÍNDICE HOGAR